Birgit Wetzinger y Niki Lauda
Birgit Wetzinger y Niki Lauda - Gtres

Birgit Wetzinger, la esposa del fallecido Niki Lauda que le salvó la vida en 2005

A los ocho meses de conocerse se sometió a una complicada operación para donar un riñón al expiloto

ABC
MadridActualizado:

El tres veces campeón del mundo de Fórmula 1 Niki Lauda ha fallecido este lunes, según ha anunciado su familia. «Con gran dolor anunciamos que nuestro querido Niki ha fallecido apaciblemente el 20 de mayo de 2019, rodeado de su familia», comunicaron los allegados del piloto y empresario de 70 años.

Lauda se había sometido el pasado verano a un trasplante de pulmón que le obligó a estar hospitalizado varios meses, y el pasado mes de enero tuvo que volver a ser internado a causa de una gripe que contrajo durante las navidades anteriores en Ibiza (España), donde el ex piloto tenía su segunda residencia.

Sin embargo, el pulmón no fue la primera operación de transplante de órganos del tres evces campeón del mundo de Fórmula 1. En 2005 su esposa Birgit Wetzinger, 30 años más joven y a quien conoció en 2004 cuando entró a trabajar en su aerolínea como azafata, le donó un riñon después de que fracasara el trasplante que se había realizado anteriormente: «Le pregunté a mi hijo Lucas si se sometía a una prueba para donar un riñón, pero no encajaba». Así lo confesó emocionado meses después el expiloto, asegurando que su mujer le había regalado una nueva vida.

Tan solo hicieron falta ocho meses de relación para que Birgit demostrase el inmenso amor que sentía hacia su pareja con la donación de uno de los órganos más importantes del cuerpo. «Me dijo que se sometería a la prueba para ver si ella era compatible pero yo pensé: ' Jamás me donará su riñón porque yo estoy enfermo y la conozco desde hace solo ocho meses'», explicó. «Se hizo la prueba y encajó. Durante los meses previos a la operación solo me decía que lo hacía porque me amaba. Jamás se asustó ni hizo ninguna pregunta».

El expiloto confesó que antes de la operación solo rezaba porque la cirugía no le causara ninguna complicación a Birgit, y se sintió aliviado cuando todo salió según lo planeado. En 2008 la pareja contrajo matrimonio porque «era la mujer adecuada y no por su sacrificio desinteresado». Juntos tuvieron dos hijos: Mia y Max Lauda.