Begoña Gómez junto a Pedro Sánchez
Begoña Gómez junto a Pedro Sánchez - Oscar del Pozo

Begoña Gómez desaparece tras el escándalo de su marido, Pedro Sánchez

La mujer del presidente del Gobierno protagonizó su primera polémica cuando fue fichada como directora en el IE África

MadridActualizado:

Como norma general, la vida de las «primeras damas españolas» es prácticamente un misterio y el adjetivo de «discretas» se queda corto para definirlas. Poco o nada se sabe de ellas y prefieren vivir en un relativo anonimato. No fue así para Begoña Gómez, quien prefirió parecerse a las mujeres de los candidatos políticos de otros países que adoptan un papel muy activo durante la campaña. Desde su desembarco en La Moncloa el pasado 2 de junio, la mujer del ahora presidente de España ha saltado al primer plano, acaparando portadas y titulares. Y a pesar de que en su día a Begoña Gómez le aconsejaron dosificar sus apariciones y sobre todo, vincularlas a alguna causa social, la esposa del presidente del Gobierno se dejó ver en algunos de los desfiles más concurridos de la pasarela Mercedes Benz de Madrid.

Su pasión por la moda se reflejó también el pasado mes de julio, cuando la mujer del presidente acudió al Museo del Ferrocarril para asistir al desfile de Juana Martín, como apoyo a la investigación contra el cáncer de mama. En aquella ocasión, la «segunda dama» no quiso en ningún momento pronunciarse sobre su nueva vida en Moncloa.

Begoña Gómez protagonizó su primer escándalo el pasado mes de agosto, cuando fue fichada como directora en el IE África, un nuevo centro de la IE University, cuyos objetivos eran la promoción del emprendimiento, la innovación, el liderazgo ejecutivo, y el desarrollo de proyectos de acción social en el continente africano. Las reacciones a esta contratación no se hicieron esperar. Desde el Partido Popular manifestaron que «la agencia de colocación 'Pedro Sánchez' ha traspasado los límites de Ferraz para colocar a su mujer, Begoña Gómez, en el Instituto de Empresa». La diputada popular Beatriz Escudero fue más allá opinando que «esto no es regeneración democrática, es regeneración de Sánchez, su familia y sus amigos». Por su parte el presidente del PP, Pablo Casado, declinó hacer cualquier valoración sobre el fichaje de Begoña Gómez, por ser «muy respetuoso con los temas personales y privados» de sus «adversarios políticos».

Desde que se anunciase su nuevo puesto de trabajo, la mujer de Sánchez se vio envuelta en un profunda investigación por parte de los medios a su currículo, lo cuales descubrieron que la supuesta licenciatura en Marketing era en realidad un título privado. A partir de ese momento, «la segunda dama» desapareció del foco de atención y consiguió que los medios se olvidasen de ella.

Las turbulencias menguaban en el matrimonio Sánchez hasta el pasado 12 de septiembre cuando Javier Chicote, periodista de ABC, desvelaba numerosas irregularidades encontradas en su tesis doctoral. Plagios a otros autores, autoplagios a artículos que el propio Sánchez publicó meses antes, también ejemplos de plagio mosaico, más el uso de «citas trampa» para intentar ocultarlo todo. Desde el escándalo de su marido, nada se ha sabido de Begoña Gómez. Tan solo la web «Vanitatis» ha podido confirmar que la «segunda dama» ya está trabajando y adaptándose en su nuevo puesto de trabajo como directora del IE Africa Cente.