La baronesa Thyssen: «Sería un sueño pasar las navidades en familia»
La baronesa Thyssen posa ante la pintura "Cómplices, San Feliu,1999" durante la presentación de la exposición temporal de Mercedes Lasarte - EFE

La baronesa Thyssen: «Sería un sueño pasar las navidades en familia»

Carmen Cervera no descarta poner una demanda para poder ver a sus nietos

EP
MADRID Actualizado:

La baronesa Thyssen sólo tiene un deseo para estas navidades. Ha decidido que, como ya lo tiene todo, lo que de verdad ansía para estas fechas es pasar estos días especiales junto a su hijo y sus nietos. Una navidad en familia.

La Baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza (que no descarta poner una demanda para poder ver a sus nietos) ha declarado: "No la voy a poner ni mucho menos, pero sí me gustaría mucho verlos", "Ése sería mi sueño".

La baronesa asistió a la inauguración de la exposición de la obra de Mercedes Lasarte, y allí se mostró un tanto melancólica, ante los recuerdos familiares que protagonizan algunos óleos: "Todos estos cuadros han marcado mi vida (...), me gustan los que reflejan a mi familia, son los que más me llenan porque viví esos momentos".

Los recuerdos que los cuadros evocan han hecho que la baronesa arda en deseos de pasar una velada con su familia: "Me encantaría disfrutar de Sacha y Eric estas navidades". A pesar de todo lo que ha ocurrido hasta ahora, la baronesa sigue esperanzada: "Rezo cada día para que la relación con mi hijo tenga un final feliz".

Aunque las intenciones de Tita son buenas, reconoce que "no puedo hablar con mi hijo. Él sabe que le quiero y que debe llamar a su madre como yo le llamo a él y no le dejan ponerse al teléfono".

La sombra de los tribunales

Tita lo tiene claro: "El culpable es el que coge el teléfono, que no me deja hablar con él". No ostante, la baronesa es una madre coraje que no va a cesar en el empeño de recuperar a su familia: "Voy a llamarle mañana otra vez a ver si se pone y me dejan hablar con mi hijo. Yo creo que mi hijo no sabe que le llamo tan continuamente".

"Mis nietos quieren saber de dónde vienen, quieren ver a su familia, nada más pero yo llamo y ella (Blanca) me cuelga el teléfono". Parece que Tita consciente de sus derechos como abuela, no cejará en el empeño para volver a reunir a su familia: "Tengo el derecho de ver a los niños".