Rachel Valdés
Rachel Valdés - Instagram

La artista cubana que ha puesto en jaque el matrimonio de Alejandro Sanz

Desde hace meses, Rachel Valdés ocupa el corazón del cantante, ahora recién separado de Raquel Perera

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Este viernes, la revista «Corazón» llevaba a portada la exclusiva mundial de la nueva pareja del cantante Alejandro Sanz. Tras varios meses de investigación tras anunciar su separación con Raquel Perera, con la que estuvo siete años casado y dos hijos en común, Dylan y Alma, por fin se pone nombre y rostro a esa tercera persona en discordia. Se llama Rachael Valdés, de 30 años, artista plástica y modelo de origen cubano. Al final, el tiempo y las imágenes han demostrado lo que muchos se resistían a creer, o definían como un distanciamiento con muchas posibilidades de renconciliación. De hecho, esta misma semana muchos medios se hacían eco de la asistencia de Raquel al concierto de Miami con su hijo Dylan, dando a entender que había cercanía.

Nada más lejos de la realidad. Es cierto, como dijo el cantante, que van a seguir siendo familia y mantienen una buena relación. De hecho, Raquel, tras pasar el verano en España, regresaba a Miami hace unas semanas para el comienzo del curso escolar. De momento se ha mudado con sus hijos a una casa cercana a la mansión que hasta ahora habitaba con el cantante. Y también se la ha visto en las oficinas que este tiene en el centro de la ciudad.

La nueva musa del cantante, que, casualidades de la vida, se llama igual que su ex, le conoció a través de amigos en común tanto de la música como del arte. La modelo protagonizó el videoclip «Traidora», de Marc Anthony, y es una exitosa artista que conquistó Times Square hace dos años exponiendo tres gigantescos paneles de espejos tridimensionales. Tiene un hijo de 5 años, fruto de una anterior pareja. Desde hace unos meses mantiene una relación con Alejandro, hasta el punto de que le ha acompañado en los primeros conciertos de la gira americana. Ambos se desplazan en jet privado y han visitado Nueva York, Chicago, Orlando y Washington. La modelo disfrutó mucho de la estancia en Chicago, donde se atrevió a colgar algunas imágenes de su visita al Pabellón Jay Pritzker, un templete de música obra del arquitecto Frank Ghery. También en Washington, la pareja salió a cenar y visitó algunos monumentos históricos, como el obelisco o monumento de la ciudad. Todo ello bajo unas medidas de seguridad extremas, ya que el cantante es muy celoso de su vida privada y no le gusta ser captado por los paparazzis.

Instalada en Miami

La todavía mujer del cantante, Raquel Perera
La todavía mujer del cantante, Raquel Perera

El pasado 5 de septiembre tras su concierto en Orlando, la pareja decidió no hacer noche en la ciudad y llegaron a Miami en un vuelo privado sobre las 1:30 de la madrugada. Desde el aeropuerto fueron custodiados hasta la mansión del cantante en Miami, donde Rachel está ya casi prácticamente instalada. Tanto que ambos fueron vistos hace unos días en un supermercado cercano. De ahí, que a muchos nos llamara la atención que la grabación del programa de Bertín «Mi casa es la tuya», el pasado mes de junio, no se realizara en la mansión del cantante y se utilizara una de alquiler. Entonces la ruptura ya estaba en curso y no estaban para visitas.

El entorno del cantante ya conoce a Rachel y aseguran incluso que él mismo quiere oficializar la relación para evitar especulaciones, pero tampoco se deja ver. Este martes, aprovechando un descanso de la gira ambos, salieron a navegar por los canales de Miami a bordo de su lujosa lancha, mostrándose muy cómplices y cariñosos. Antes del romántico paseo, la seguridad del cantante se encargó de comprobar que no había fotógrafos en los alrededores. Pero al final los paparazzis de Grupo Diarma los cazaron.

Fuentes cercanas a la pareja aseguran que Rachel también ha estado este verano en España, disfrutando de unos días en la finca de Jarandilla de la Vera (Cáceres). Una estancia en la que habría aprovechado para conocer a los dos hijos mayores del cantante, Alexander y Manuela. Ambos al menos ya la siguen a través de las redes sociales. No es la primera vez que la cubana visita nuestro país, ya que desde hace años pasa mucho tiempo en Barcelona, donde amplió sus estudios artísticos y tiene ubicado su cuartel general creativo donde ensambla los materiales a gran escala que importa desde Alemania.

Libertad creativa

Rachel es muy querida en su país donde se graduó en la Academia San Alejandro, en 2010. Y dos años más tarde expuso en pleno Malecón habanero un gran panel de espejos donde los cubanos sentados podían ver reflejada su propia miseria. Una obra reflexiva. Es una de las artistas más reclamadas en La Bienal de Cuba y desde hace unos días participa en una exposición colectiva en la galería La Habana. Asegura sentirse libre, jamás atada a una sola postura técnica, expresiva. Una libertad creativa que comparte con Alejandro, que también se atrevió con la pintura hace un año, cuando hizo una exposición neoexpresionista junto a su amigo el artista plástico contemporáneo Domingo Zapata, en la HG Contemporary Gallery de Nueva York. Rachel, dicen, inspirará muchos de las próximas canciones que Sanz estrene próximamente. Tenía razón cuando dijo que su corazón latía en otra dirección. Un mensaje cifrado que solo los entendidos en poesía pudieron descifrar.