Antonio Banderas: «No me imagino sin Melanie»
La pareja lleva 15 años de matrimonio - AP

Antonio Banderas: «No me imagino sin Melanie»

El matrimonio habla por primera vez sobre cómo han sobrevivido a sus crisis de pareja, adicciones y egos

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Cuando se conocieron hace 17 años parecían condenados al tópico de la chica guapa y el ‘latin lover’. Pero han dinamitado ese y muchos otros lugares comunes. Antonio Banderas y Melanie Griffith cuentan por primera vez cómo han sobrevivido a crisis de pareja, adicciones y egos, en una entrevista concedida a la revista «Vanity Fair».

Casados hace 15 años, Antonio y Melanie siguen enamorados como en el primer día. Su matrimonio es uno de los más consolidados en Hollywood, y como muchos otros, han vivido momentos inolvidables (como el nacimiento de su hija, Stella del Carmen), y otros más complicados, en los que la fuerza y el cariño han sido claves para salir adelante.

La pareja de actores cuenta que un matrimonio siempre es difícil de mantener, y que el hecho de vivir bajo el foco mediático no es lo más complicado. Según Melanie, "cualquier matrimonio es difícil, Hollywood no tiene nada que ver. Hay que construirlo día a día. Yo quiero a Antonio y algunas veces le odio, pero cuando le odio también le quiero".

"Nosotros veníamos de relaciones fallidas y nos dimos cuenta a tiempo de que ese sentimiento orgásmico del primer año desaparece, y que el tiempo transforma las relaciones y los sentimientos, pero no a peor. Vienen otras cosas", contesta Antonio, y después agrega "estar los cinco en la cama, cada uno a un lado y los tres niños en el medio, con un paquete de palomitas viendo películas... Eso es impagable".

Con toda la naturalidad, el actor no esconde la adicción que sufrió su mujer con las drogas y no esconde que a pesar de que Melanie no ha bebido una sola copa durante doce años, tuvo un problema con las pastillas hace tres años tras un accidente. Sin embargo, ahora confirma que su mujer "está fenomenal". Y asegura: “Nunca he visto a Melanie borracha. Lleva doce años sin beber una copa”.

"Esta es mi familia y la mujer que quiero. Estoy bien, tranquilo y contento. No me imagino una vida sin ella", confiesa Antonio. Por otro lado, Banderas no esconde los problemas que enfrentan y que también tienen malos momentos, "somos muy cabezones, somos Leo, y como buenos nativos del signo necesitamos mucho espacio". Sin embargo, también afirma que el secreto para pasar las malas rachas es "tener paciencia y creer en nosotros como pareja".

Tal vez uno de los secretos mejores guardados de la pareja y que les ha consolidado como una de las más consolidadas, es el respeto y la discreción de los que hacen gala. En sus apariciones públicas siempre esquivan las preguntas que directamente tengan que ver con su vida personal. Es frecuente escuchar de Banderas, "eso pregúnteselo a Melanie" o "eso que te cuente ella". Un hecho que ha provocado que tras 17 años mantengan una relación llena de complicidades, guiños y risas.