Nicole Kimpel y Antonio Banderas en el traslado del Cristo de la Buena Muerte
Nicole Kimpel y Antonio Banderas en el traslado del Cristo de la Buena Muerte - FRANCIS SILVA
GENTE

Antonio Banderas, anfitrión estelar de la Semana Santa de Málaga

El actor se convierte en el mejor embajador de la Semana Mayor de su ciudad natal, donde es participante activo

MálagaActualizado:

Málaga tiene un embajador de excepción. Allá por donde va lleva a su ciudad por bandera. Es el mejor anfitrión cuando se trata de mostrar las costumbres más enraizadas, como la Semana Santa. Antonio Banderases más que un ilustre malagueño, ha llegado a ser un anfitrión estelar para todos aquellos que se acercan a la ciudad. Estrecha lazos, saluda, se muestra agradecido y da la bienvenida a todo aquel que quiere conocer su tierra. La Semana Santa es, desde hace años, el mejor marco para que el actor venda la ciudad que le vio nacer.

Desde el Viernes de Dolores, cuando la Fundación Lágrimas y Favores que preside, celebró su cena de gala, comenzó su actividad cofrade y de embajador. Una Fundación que reparte una media de 200.000 euros al año en la ciudad para luchar contra el cáncer, para ayudar a familias desfavorecidas y para otorgar becas para estudiantes. Banderas se ha convertido, por derecho propio, en un embajador de la ciudad y de su tradición cofrade. Los últimos episodios del Banderas anfitrión se vivieron durante el traslado del Cristo de la Buena Muerte de la Cofradía de Mena. El actor es Legionario de Honor desde hace unos años, un nombramiento que se hace patente al cantar «El novio de la muerte» o al recitar «El credo legionario».

Doña Pilar en Málaga
Doña Pilar en Málaga- FRANCIS SILVA

En la mañana del Jueves Santo, mientras se esperaba en la plaza de Santo Domingo la llegada de la Legión, se pudo ver a un efusivo Banderas saludando a Doña Pilar de Borbón, tía de Felipe VI y hermana del Rey Don Juan Carlos. La Infanta, con la insignia de la Casa Real en la solapa y en silla de ruedas, estuvo saludando a los legionarios y participó en el traslado del Sagrado Protector del Cuerpo ante la mirada de las autoridades militares y civiles. La Duquesa de Badajoz se alzó en señal de respeto al Himno Nacional cuando el Cristo pasó ante ella y entonó, junto con el escuadrón ceutí presente en el acto, los cantos y salves del Tercio.

Una comitiva, que al igual que sucediera en la liberación del preso en la Cofradía de «El Rico» el Miércoles Santo, contó con la presencia del ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, encabezando un nutrido grupo de políticos locales, provinciales y regionales, que compartieron ubicación durante los dos días con el Obispo de Málaga, Rafael Catalá, y el otro gran anfitrión malagueño, Francisco de la Torre, alcalde de la ciudad, quien cedió los primeros toques de campana el pasado Lunes Santo a Cayetano Rivera en la salida de El Cautivo.

Pero no sólo los actos oficiales dejaron imágenes para el recuerdo. Lilian Tintori, esposa del disidente venezolano Leopoldo López, estuvo presente en Málaga el Miércoles y el Jueves Santo. Tintori aprovechó para recabar el apoyo de Antonio Banderas en uno de los balcones del Hotel Larios, desde donde el actor ve las procesiones. El intérprete aprovechó la ocasión para pedir la liberación de Leopoldo López, que lleva más de dos años encarcelado por oponerse al régimen de Nicolás Maduro.

Pese a que ya no es hombre trono, mantiene la tradición de ser mayordomo de la Virgen de Lágrimas y Favores. Cada Domingo de Ramos sale con su «virgencita» de San Juan. Una devoción que comparte con otra ilustre de la Semana Santa malagueña, la baronesa Thyssen. Carmen Cervera está ligada a esta cofradía desde hace años y su hijo Borja Thyssen llegó a salir bajo los varales del Cristo de la Exaltación, primer trono al que estuvo ligado Antonio Banderas en Málaga. Fue una recolecta organizada, en gran parte, por actor la que permitió comprar los dos sayones que conforma el conjunto escultórico del trono.

Banderas vio pasar bajo su ventana, y sobre el romero que llena las calles malagueñas, a María Santísima de la Esperanza. Fueron muchos los años, que bajo el manto de la «Reina» de Málaga, compartió esfuerzos en los varales con su hermano Javier. «Ya se ha retirado. No ha dicho que vaya a venir, pero si viene está en su casa», señaló Carlos López Armada, hermano mayor de la Esperanza, quien recordó que la voz de Carlos Herrera será la que declame el soneto previo a la bendición que el Nazareno del Paso otorga al pueblo malagueño. «No puede estar. Sólo estará su voz», remarcó López Armada.