Angel Schlesser y Agatha Ruiz de la Prada abren la Pasarela Cibeles

Agencias/Madrid
Actualizado:

Dos propuestas radicalmente opuestas, la de Angel Schlesser y la de Aghata Ruiz de la Prada, abrirán la XLI edición de Pasarela Cibeles, en la que veintiocho de los más destacados diseñadores españoles presentarán durante cuatro días sus colecciones para el otoño/invierno 2005-2006.

En la primera jornada dedicada a los diseñadores miembros de la Asociación de Creadores de Moda de España, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, acompañada de Ana Botella y de Pilar del Castillo presenciaron un desfile en el que el cántabro Angel Schlesser no se arriesgó y presentó propuestas de líneas muy clásicas.

Verde musgo, marrón, rosa palo y negros fueron los colores utilizados en unas prendas en las que destacaron los conjuntos de abrigo y vestido de cortes limpios y ajustados a la silueta, los cortes imperio y las cinturas plisadas en faldas, que regresan a la línea "A" y se sitúan en la rodilla, y en pantalones de línea masculina. Muy espectaculares las amplias chorreras de las camisas de Schlesser.

Aghata Ruiz de la Prada ha buscado su inspiración esta temporada tanto en los países del este como en los pueblos latinoamericanos. Y el resultado ha sido una combinación folk y pop, con faldas largas, frunces, ponchos, flecos, junto a formas geométricas, colores primarios, topos, rayas y los clásicos iconos de la diseñadora.

A estas tendencias se une la sastrería, tanto en trajes pantalón como en los de chaqueta y tipo smoking, y la inspiración hípica en pantalones ajustados a media pierna o metidos por las botas. La diseñadora presentó también su colección de joyas, en la que dominan los corazones de plata, motivo con el que adornó el escenario en un día muy apropiado para ello, como es el de San Valentín, que se celebra hoy.