Andrea Casiraghi se queda sin carné por conducir a 200 km/h
Andrea, con su hermano Pierre y su primo Louis Ducruet en la boda de Alberto II y Charlene - EFE

Andrea Casiraghi se queda sin carné por conducir a 200 km/h

Retiran el permiso de conducir, por exceso de velocidad, a un hijo de Carolina de Mónaco

PARÍS Actualizado:

Es el rebelde, el bohemio, siempre alejado de la protocolaria vida que se le presupone. Andrea Casiraghi, hijo de Carolina de Mónaco y nieto de los difuntos Rainiero y Gracia de Mónaco, también es el prototipo del «bon vivant», del niño rico tan hippy como pijo, y uno de los más deseados de las monarquías europeas. Y ayer circulaba a 200 kilómetros por hora en su deportivo cuando le «pilló» la policía francesa.

Agentes de control de carreteras de la localidad francesa de Mâcon, en el este del país, le retiraron al mayor de los Casiraghi el permiso de conducir por exceso de velocidad, informó hoy el diario "Le Parisien".

El primogénito de la princesa circulaba por una autopista con un Audi A6 a 200 kilómetros por hora cuando los gendarmes le pararon y además de quitarle el carné confiscaron su vehículo, detalló ese rotativo.

Andrea, nacido en junio de 1984, tuvo que continuar su trayecto en tren desde la estación de esa localidad situada cerca de Lyon, y en caso de ser llamado ante la Justicia, deberá presentarse ante el Tribunal de Gran Instancia de Mâcon, a menos que, según "Le Parisien", goce de "inmunidad diplomática".

La velocidad máxima de circulación en las autopistas galas es de 130 kilómetros por hora, y según el código vial, cuando se supera en 50 kilómetros la velocidad permitida el conductor podría enfrentarse a una multa máxima de 1.500 euros, hasta tres años de suspensión del permiso y la prohibición de conducir ciertos coches.