Las amargas lágrimas de Rociíto

Por BEATRIZ CORTÁZAR
Actualizado:

No ganamos para disgustos. ¡Qué racha! Aún no me recupero del ataque de nervios que sufrió Isabel Pantoja en Canal Sur ni, mucho menos, de la televisiva respuesta que Carmen Sevilla le ofreció en bandera a Karmele Marchante a raíz del artículo que esta última soltó en su web, en el que hablaba «del lado oscuro de Carmen Sevilla». Tal y como anunció, la actriz se ha paseado este fin de semana por las distintas cadenas de televisión defendiendo su nombre y su inocencia y sacando a la luz, una vez más, el citado artículo, que ya está en manos de sus abogados. Carmen Sevilla volvió a llorar en Tele 5 (el programa es un clon de Tómbola), y allí reconoció que lo único que ANDE ha puesto a su disposición es un coche para cuando quiera visitar a su madre, que se encuentra ingresada en una residencia para enfermos de alzheimer. Pero ayer, lunes, otro programa, esta vez el de la Campos, en Tele 5, volvió a servir como escenario de la indignación de un personaje popular, esta vez la hija de Rocío Jurado, Rociíto, quien se lamentó, con lágrimas en los ojos, de las acusaciones que ahora hace una ex niñera de sus hijos, que ha denunciado a su novio, Fidel Albiac, por maltratar a Rociíto (como publica «QMD»). Un asunto un tanto extraño, ya que la supuesta víctima, Rociíto, niega en rotundo haber sufrido maltrato alguno, y de ahí que haya puesto también este asunto en manos de sus abogados. Por primera vez, Rociíto lloró. Su dolor y su indignación eran porque esas acusaciones afectaban directamente «a la persona que más quiero». Una vez más, las lágrimas se vivieron en un plató de televisión como antesala de lo que luego se verá en los Juzgados.

Lío en Janeiro. Finalmente, fue la revista «Sorpresa» la que publicó las «polémicas» fotos del padre de Jesulín de Ubrique con una anónima mujer. Las imágenes recogen el momento en el que entran en un automóvil. Ni quitan ni ponen; vamos, que no dicen ni mucho ni poco. Esas fotos vienen a cuento de la última entrevista con la madre del torero, Carmen Bazán, quien, días atrás, se rió de las supuestas infidelidades de su marido.