Las amargas lágrimas de Marc Ostarcevic se clavan en Norma Duval

BEATRIZ CORTÁZAR/
Actualizado:

Las amargas lágrimas de Marc Ostarcevic se clavan en Norma Duval

Llora como una mujer lo que no supiste defender como un hombre. Esas palabras que escuchó Boabdil cuando perdió Granada son las que ahora no piensa oír el croata Marc Ostarcevic puesto que en sus lágrimas hay una intención clarísima: arremeter contra su ex mujer Norma Duval, hoy señora de Frade, al señalarla como la causante de que no pueda ver a su hijo pequeño tal y como él desearía.

Marc lloró y se dolió durante la entrevista que dio en «¿Dónde estás corazón?», donde se mostró prudente y cauto -siempre lo hace-, negó que nadie hubiera comprado su silencio, pero no contó que el ex matrimonio firmó en su divorcio un pacto para no hablar de su ruptura. Marc contestaba de esta manera a la ex de Frade, Adriana Rothlander, quien desveló algunas de las cosas que le dijo cuando se enteró con pruebas y fotos de que su mujer le era infiel. Muy en su línea no quiso entrar al detalle. El lamento de Marc era por sus hijos. De los dos mayores señaló que no entendía por qué no quieren verle. Del pequeño de diez años aseguró que su madre siempre buscaba excusas para que no lo tuviera. Así, entre lágrimas y súplicas, Marc se justificaba asegurando que era un buen padre y no entendía por qué le hacían eso. Tal vez, y sólo digo tal vez, si se fijara un poco en su vida, en sus últimos amores y salidas nocturnas, en sus escándalos con nombres de Yasmine o Yola Berrocal, en sus entrevistas y juergas playeras, encontrara alguna respuesta. Sé de buena tinta que Norma nunca entendió por qué su ex marido no la defendía cuando hablaban de ella y sus supuestos amores de juventud. Sé que la madre de Norma nunca miró con buenos ojos al croata. Sé que en el libro de memorias de la vedette apenas hay unas líneas destinadas a su ex marido para señalar que estuvieron casados dieciocho años pero que el amor de su vida fue Frade, sé que...