Alexi Lubomirski Y Giada Lubomirski
Alexi Lubomirski Y Giada Lubomirski - AFP

Alexi Lubomirski, un fotógrafo aristócrata y rompedor

La imagen oficial más íntima de la boda de Meghan y Harry se tomó en solo tres minutos

Corresponsal en LondresActualizado:

Las fotos del enlace de los Duques de Sussex han sido consideradas por varios expertos en Reino Unido como las más íntimas de todas las que se han tomado en la Familia Real británica a lo largo de los últimos tiempos. La historia detrás de las tres instantáneas que Kensington Palace presentó hace tres días tiene mucho que ver con la maestría del fotógrafo que las tomó, el polaco Alexi Lubomirski.

Este ha revelado, en una entrevista a la BBC, que apenas tuvo «tres minutos» para retratar a la joven pareja mientras estos le admitían que estaban «exhaustos». Una de esas tres instantáneas, realizada en blanco y negro, ha sido muy comentada por la naturalidad de los novios. En ella se puede ver a la pareja, muy sonrientes, sentada en unos escalones de la parte este del Castillo de Windsor y a Meghan Markle apoyada en las piernas de Harry. Lubomirski ha admitido que él solo les indicó que se sentasen y que lo que ocurrió entonces fue «uno de esos momentos mágicos cuando eres fotógrafo y todo encaja. Ella simplemente se dejó caer entre sus piernas y hubo un momento en el que solo reían de pensar que finalmente todo había terminado».

Alexi Lubomirski
Alexi Lubomirski

Las otras dos fotografías muestran a Harry y Meghan junto al Príncipe Jorge y la Princesa Carlota y los demás niños que ejercieron de pajes reales; la otra es la instantánea formal de la boda con la Familia Real al completo y la madre de la novia, Doria Ragland. Lubomirski explicó que esta última «no quería que pareciese como una foto de un equipo deportivo o del ejército, reglamentada y lineal»: «Intenté conseguir un poco de ritmo y asimetría en ella». Para conseguirlo, el fotógrafo tuvo el cuidado de organizarla de una forma que no llamara la atención la falta de familiares de Meghan. Normalmente, los miembros de su familia se alinean a ambos lados de la novia y el novio para los retratos reales, pero Meghan solo tuvo a su madre. Por eso, el fotógrafo sitúo del lado de estas a los Duques de Cambridge, Guillermo y Catalina.

Los recién casados han quedado encantandos con estos retratos, y así lo agradecieron en la nota remitida por el Palacio de Kensington para difundir las imágenes. Y todo gracias a la mano de Lubomirski, uno de los fotógrafos de moda del panorama actual, quien fue elegido por los Duques de Sussex tras haber realizado también las fotos con las que anunciaron su compromiso.

Su historia es curiosa porque es descendiente de una influyente familia polaca de linaje real, que recibió el título hereditario de príncipe del Sacro Imperio Romano Germánico del Emperador Fernando III en el siglo XVII. Además, Lubormirski es el protegido del famoso fotógrafo Mario Testino, a quien se unió en París como su asistente durante cuatro años, donde trabajó para revistas como «Vogue» o «Harpers Bazzar». Ahora, ya volando solo, se ha convertido en el favorito entre las celebridades y su objetivo es el preferido por estrellas como Angelina Jolie, Demi Moore o Charlize Theron., Beyoncé o Natalie Portman.