Albert Rivera y Alba Carrillo
Albert Rivera y Alba Carrillo - Gtres

Alba Carrillo quiere ser la novia de Albert Rivera: «Te acojo para hacerte llevar mejor este duelo»

Parece que la modelo ha superado el duro varapalo que supuso su fracaso matrimonial con Feliciano López y todas las polémicas que protagonizaron

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Justo unas horas después de que saltase la noticia de que Albert Rivera y Beatriz Tajuelo pusieron fin a cuatro años de relación y tan solo un día antes de que su exmarido, Feliciano López, anunciase su compromiso con su novia Sandra Gago, la modelo Alba Carrillo ha aprovechado su colaboración en el programa «Ya es mediodía» para confesar su atracción hacia el político: «Yo ya me veo, estoy en la Moncloa, voy de primera dama. Voy a poner la moda española en lo más alto», decía entre risas ante la mirada atónita de sus compañeros.

Parece que la modelo ha superado el duro varapalo que supuso su fracaso matrimonial con Feliciano López y todas las polémicas que protagonizaron. «Albert y Alba, me encanta», dijo mientras se levantaba para demostrar la soltura que tendría como primera dama: «Mirad cómo hago las genuflexiones», asegurando que «no me olvidaré de mis raíces y vendré a haceros unas conferencias aquí».

El político y su pareja lograron mantener en secreto el final de su relación dos meses, un periodo considerablemente largo en el que la ausencia de Tajuelo no llamó la atención. La última aparición pública de la pareja era relativamente reciente. Acudieron a la entrega de los Premios Princesa de Asturias en Oviedo, el pasado 19 de octubre. En el interior del Teatro Campoamor se regalaron muestras de cariño y confidencias.

El programa de coloquio hizo un hueco en su escaleta para hablar sobre este tema, momento en el que la modelo pasó a ser la protagonista del plató: «No os metáis con mi futuro marido», decía entusiasmada. «Todos lo hemos pasado mal. Ven que yo te acojo para hacerte llevar mejor este duelo», añadía antes de emocionarse al saber que ambos compartían el mismo signo del zodiaco: «Yo soy escorpio, y son muy apasionados y muy auténticos. Él es escorpio y son súper sexuales», finalizaba.