Aitana Ocaña - Gtres

Aitana Ocaña: «Cometo faltas de ortografía y no me sé explicar muy bien»

La ex concursante de «Operación Triunfo» aprovechó la presentación de su libro para hablar claro sobre las polémicas que genera a su alrededor

MadridActualizado:

Aitana Ocaña presentó ayer su nuevo libro «La tinta de mis ojos». Un relato en el que cuenta sus experiencias, anhelos y secretos, con ilustraciones de la propia autora a tinta. La ex concursante de «Operación Triunfo» y una de las voces del momento abre una ventana a su mundo y explicó cómo se ha sentido durante estos meses. «Cuando me lo propusieron pensaba que era imposible sacar un libro porque aún cometo faltas de ortografía y no me sé explicar muy bien», aseguró.

Sin embargo uno de los momentos que más le marcaron durante la escritura del libro fue cuando publicó la polémica foto en bañador en la cual la acusaron de mantener una dieta poco saludable. «Me acuerdo de las fases en las que estaba según iba escribiendo. Hay un texto que se llama perfecta o perfecto, que habla sobre tu cuerpo. Esto lo escribí después de publicar una foto en bikini que fue muy comentada. Me sentí muy mal porque recibí muchas críticas. La borré y luego la volví a subir. Quise plasmar que tenemos que amarnos y respetarnos como somos. Siempre y cuando estemos sanos», sentenció, y aseguró que «la gente no sabe lo que yo he pasado de pequeña, que no está relacionado con la anorexia. Pero siempre he sido muy delgada, incluso me frustraba porque comía un montón y no engordaba», y añadió: «Al final esto también te crea paranoias en la cabeza. Y cuando lo superas, viene gente a decir que estás muy delgada. Hay que tener cuidado porque la anorexia es un trastorno alimenticio importante, no se puede jugar con ello y decirlo así a la ligera».

La joven confesó que la fama todavía le queda grande y que en muchas ocasiones no sabe muy bien cómo lidiar con ella: «Juegan con los sentimientos de muchas personas y es verdad que peco de justificar todo lo que hago, algo que estoy intentando cambiar. Pero es algo que me cuesta porque sé que cada uno ve las cosas de forma distinta. A veces, soy tan empática que me olvido de mí misma y me justifico por lo que la otra persona puede llegar a sentir. Estoy aprendiendo a protegerme. Me guardo cosas para mí porque pienso que si me expongo tanto me puede doler más». Sobre todo en relación con su vida sentimental y su breve noviazgo con el también extriunfito Luis Cedepa. «El hecho de que interese mi vida privada es algo que tengo que asumir. Es normal porque dentro de la academia yo hablaba mucho de mi vida privada y la gente quiere seguir sabiendo ahora que estoy fuera», concluyó.