Ben Affleck, en la alfombra roja de "Triple Frontera"
Ben Affleck, en la alfombra roja de "Triple Frontera" - EFE

Ben Affleck, de cena hasta la madrugada por Madrid

El actor exprimió al máximo las 48 horas que pasó en la capital para promocionar su nueva película, «Triple Frontera»

MADRIDActualizado:

Un Madrid con un cielo casi tan oscuro como el de Gotham recibió el pasado martes al actor y director Ben Affleck (46), que ha cambiado su capa de Batman por el uniforme militar de «Triple Frontera», la nueva película de acción de Netflix, que presentó en una visita exprés de poco más de 48 horas. En esta cinta, repleta de músculos y testosterona, comparte cartel con Oscar Isaac (39), Charlie Hunnam (38), Garrett Hedlund (34) y Pedro Pascal (43), el único que no se unió a este preestreno europeo que sumió a los intérpretes en una vorágine de entrevistas y eventos donde apenas tuvieron unas horas para disfrutar de la capital.

Al menos no era la primera vez que Ben Affleck disfrutaba de la hospitalidad de Madrid. En 2004 vino a promocionar «Paycheck», y volvió en 2008 para presentar su primera película como director: «Adiós, pequeña, adiós». «Solo he estado aquí por trabajo, así que en realidad no me ha dado tiempo a ver demasiado la ciudad», contó el actor en un encuentro con ABCen el Hotel Villa Magna, un cinco estrellas situado en plena Castellana, donde sentó su base la expedición de «Triple Frontera», comandada por J. C. Chandor. Entre las suites del equipo artístico y su corte y las habitaciones reconvertidas en sets para entrevistas, ocuparon prácticamente toda una planta del lujoso hotel, donde se han alojado desde Mariah Carey hasta Julio Iglesias.

La primera parada de su agenda fue en «El hormiguero», donde acudió el martes con Oscar Isaac. El programa, como es habitual cuando hay visitas internacionales, se grabó por la tarde. Affleck se quedó «encantado» al ver las fotos de los invitados que adornan la sala vip, y pidió que le mandaran las suyas «como recuerdo», explican fuentes cercanas al equipo. Tras la grabación, se quedó charlando con Pablo Motos.

De vuelta en el Villa Magna, donde acudieron pequeños grupo de fans, apenas le dio tiempo «a dar un paseo por los alrededores y ver algunas tiendas de esta preciosa ciudad», apuntó Affleck, que cambió inmediatamente al castellano que aprendió a chapurrear en México: «Y así puedo practicar mi español». Durante la entrevista, Affleck apuró un café del Starbucks y lanzó una mirada furtiva a su móvil, en el que se intuye el retrato de una rubia como fondo de pantalla. Quién sabe si será la imagen de alguna de sus hijas o incluso la de Lindsay Shookus, la famosa productora con quien, según la revista «People», ha retomado su relación tras un parón que compartió junto a la modelo Shauna Sexton.

Después de una maratoniana jornada de entrevistas, el miércoles Affleck se enfundó en un traje burdeos para posar en la selvática alfombra roja de «Triple Frontera», que se proyectó en los cines Callao. Más de 800 invitados disfrutaron, desde las 21.00 horas, de la cinta que se estrena el 13 de marzo.

Para continuar con la temática exótica y tropical, el equipo capitaneado por Affleck alargó la noche con una cena en Amazónico, un popular restaurante de cocina creativa y latinoamericana de la calle Jorge Juan galardonado con un sol Repsol. «Estuvo todo el equipo. Comieron un poco de todo, porque tenían un menú organizado, muy sano, que incluía ensaladas, distintos tipos de verduras, y también algo de pescado y carne», cuentan testigos de la noche madrileña de los actores. Del conocido local, cuyo precio medio ronda los 60 euros, salieron a eso de la una de la madrugada.

De vuelta a la normalidad

El jueves, el equipo de «Triple Frontera» partió rumbo a Singapur para promocionar la cinta en Asia. Affleck se muestra ahora «feliz» y tranquilo tras alejar los fantasmas de un verano difícil, en el que, con el apoyo de su exmujer, Jennifer Garner, ingresó en una clínica de desintoxicación. «No me molesta hablar sobre el alcoholismo y ser un alcohólico. Es parte de mi vida. Es algo con lo que trato a diario», confesó hace unos días en el espacio «Today Show». «Tuve un problema y realmente quiero resolverlo. Y me enorgullezco por ello».