InstagramAdriana Abenia da a luz a su primera hija, Luna

Aunque parecía que no iba a nacer nunca, pues la presentadora estaba ya de once meses, la pequeña vino al mundo este martes

MadridActualizado:

Adriana Abenia está de enhorabuena. La presentadora de televisión ha dado a luz a su primera hija, Luna, fruto de su relación con Sergio Abad. Fue este martes cuando la pequeña nació, cerca de las seis de la tarde, en el centro hospitalario Montepríncipe de Boadilla del Monte.

«Qué ilusión nos hace contaros que ayer, 17 de julio a las 17:45 horas, Luna venía al mundo para llenarnos de felicidad con sus 2,850 kilitos. Gracias a la Dra. Sofía Alcalá por llevar a cabo el parto con tanto cariño y a vosotros por preocuparos tanto por mini Abenia y por mí durante el embarazo. Pronto os enseñaré su carita», escribía la presentadora en su cuenta de Instagram este miércoles para anunciar a todos sus seguidores la llegada de la pequeña.

¡Qué ilusión nos hace contaros que ayer, 17 de julio a las 17:45 horas, Luna venía al mundo para llenarnos de felicidad con sus 2,850 kilitos! 👶🏼 Gracias a la Dra. Sofía Alcalá por llevar a cabo el parto con tanto cariño, y a vosotros por preocuparos tanto por mini Abenia y por mí durante el embarazo!!! ❤️ Pronto os enseñaré su carita 😍😍😍 #mipequeñaLuna #miniAbenia #AdrianaAbenia

Una publicación compartida de Adriana Abenia (@adrianaabenia) el

Desde que anunció la buena nueva, Abenia ha compartido con todos su embarazo y lo que supone la maternidad. Por eso, la comunicadora no ha tenido ningún tipo de problema en mostrar tanto lo bueno como lo malo. Un ejemplo es el vídeo que publicó esta pasada Semana Santa donde se la podía ver en el baño de su casa mientras se inyectaba heparina, un anticoagulante. Tampoco ha dudado en mostrar todas las ecografías del bebé que ha ido subiendo periódicamente a su cuenta de Instagram.

La buena nueva llega unos días después de que Abenia haya estado bromeando con la idea de que su pequeña no quería nacer, pues estaba ya de once meses. Aunque con algo de retraso, los orgullosos padres ya pueden disfrutar de la pequeña.