Adele compartía en su red social la portada que protagoniza en la revista «Rolling Stone»
Adele compartía en su red social la portada que protagoniza en la revista «Rolling Stone» - TWITTER

Adele: «La gente piensa que odio ser famosa y no. Realmente me asusta la fama porque es tóxica»

La cantante aparece en la portada de la revista «Rolling Stone» sin maquillaje, más sincera que nunca, hablando sobre su regreso a la música y el tiempo que ha estado «desaparecida»

Abc.es
MadridActualizado:

Adele es la imagen de la revista Rolling Stone, que saldrá a la venta el 19 de noviembre, la cantante británica aparece en portada con su rubio cabello mojado y apenas unos toques de maquillaje, envuelta en una toalla blanca y luciendo su tatuaje con la palabra Paradise en el borde de su mano izquierda. «Porque Angelo es mi paraíso», añade en relación a su hijo, una de las razones por las que se alejó de los escenarios en pleno éxito de su disco «21» (2011), con el que vendió más de 30 millones de discos en el mundo, el mismo éxito que en ese momento de gloria, le hizo sentir que estaba perdiendo el control de su vida. «Mientras más grande es tu carrera, más pequeña se vuelve tu vida», confesó.

Es en esta misma entrevista la cantante bromea con el tatuaje, ya que la cantante Lana del Rey tiene uno parecido. «Probablemente ella piensa que soy como alguna de sus locas fanáticas», señaló la cantante: «soy una fan de Lana, pero no una de las locas», señaló. Y no quiso perder la ocasión sobre las cantantes que admira de hacer una especial a Rihanna: «es la vida misma, la amo. Me gustaría que fuera de mi grupo de amigas», decía divertida.

Adele, además, reflexionó sobre su carrera y los temores que le genera la fama. «Me sigo sintiendo como una chica más de Londres. No siento que mi carrera sea mi vida, es un hobby. La gente cree que yo odio ser famosa, y no es así, estoy asustada de la fama, creo que es realmente tóxica», explicó.

La estrella de 27 años hizo una reflexión sobre su fama y su cuerpo, señalando que «a veces tengo curiosidad por saber si hubiera tenido tanto éxito de no tener una talla grande. Creo que le recuerdo a sí mismos a cada uno», reflexionó. «Es fácil identificarme porque no soy perfecta, a diferencia de mucha gente que se muestra como ideal, inalcanzable o intocable», añadía.

A pesar de su sencillez, la cantante asume el precio a pagar por su popularidad. «Hay muchas cosas que no creo que pueda hacer, no por ser famosa, sino porque simplemente no tengo el tiempo (…) Nunca voy a estar sola otra vez. Soy mamá y tengo en una relación seria. Esas no son las cosas que lamento, pero siento que no tengo mucho tiempo para mí misma», indicó sobre su nueva vida familiar con su pareja Simon Konecki, quien asegura, entiende su profesión. «Él es un gran hombre. Mi último novio estaba incómodo con mi éxito», confesó la cantante.

Dentro de las confesiones que hizo, lamentó haber trabajado con Damon Albarn, de «Blur», su ídolo de la adolescencia.

Albarn, dijo que Adele era «insegura» y que su música estaba a medio camino, a lo que la intérprete respondió: «Terminó siendo uno de esos momentos en los que 'no reconoces a tu ídolo'. Y la parte más triste ha sido que yo fui una gran fan de 'Blur' mientras crecía. Es triste y lamento haber trabajado con él». Además, Adele comentó que no pudieron terminar una sola canción juntos y añadía: «dijo que era insegura, cuando soy la persona menos insegura del mundo. Le estaba pidiendo su opinión sobre mis miedos, acerca de regresar ya con un niño pequeño y, ¿por eso me llama insegura?», sentenciaba.