Stefano Gabbana y Domenico Dolce
Stefano Gabbana y Domenico Dolce - GTRES

La actriz china del polémico anuncio de Dolce & Gabbana: «Mi carrera está arruinada»

La campaña publicitaria de la firma fue considereda racista contra el país asiático, por lo que los diseñadores tuvieron que pedir disculpas

Actualizado:

La actriz china que protagonizó en noviembre un polémico anuncio de Dolce & Gabbana considerado racista contra el país asiático pidió disculpas y denunció que su carrera quedó «prácticamente arruinada» ,según han informado varios medios.

El pasado noviembre, Dolce & Gabbana se vio obligado a cancelar un desfile previsto en la ciudad de Shanghái tras la polémica suscitada por unos vídeos publicitarios en los que aparecía una mujer china intentando comer con dificultad comida italiana con palillos, que fueron considerados racistas.

Dos meses después, la actriz que protagonizó el vídeo, Zuo Ye, ha roto su silencio en la red social Sina Weibo (equivalente chino de Twitter) para disculparse por su participación en el anuncio, que según ella le ha hecho sentir «culpable y avergonzada».

Asimismo, la actriz se defendió de las múltiples críticas que ha recibido en las redes sociales por «vilipendiar la imagen de los chinos» y lucrarse por ello. «Nunca mostraría ninguna falta de respeto a mi patria. Amo a mi país y me siento orgullosa de poder representar a China en las pasarelas. Me disculpo con mis compatriotas», escribió Zuo, que asegura que la campaña ha «arruinado» su carrera.

Zuo relata también que el director del anuncio le comentó que quería grabar un «vídeo divertido» sobre la cocina italiana, pero que se sintió «incómoda» cuando le indicaron que debía utilizar los palillos. «Me sentí muy rara al usar unos palillos que eran más grandes que el tamaño normal. La actuación que me pedían era muy extravagante y me sentí muy incómoda», justificó la actriz.

La polémica por la publicación del vídeo se agravó después de que varias modelos que iban a participar en el desfile de Shanghái se negasen a acudir al mismo. Poco después, la situación empeoró cuando salieron a la luz presuntos mensajes privados de Stefano Gabbana en los que hablaba con desprecio sobre el país asiático: «Un país de mierda, ignorante y que apesta a mafia»

El caso indignó profundamente a la sociedad china, y la marca italiana se vio obligada a pedir disculpas tras la polémica suscitada, que ha afectado a sus ventas en el país asiático.