telecinco.es

La madre de la hija secreta de Muñoz Escassi: «No conté la verdad por cobardía»

Desde Telecinco entrevistaron a Mercedes Barrachina, quien se ha sorprendió por la magnitud del escándalo, que ahora afecta su núcleo familiar

Actualizado:

Hace algunas semanas, «¡Hola!» destapó la existencia de la hija secreta del jinete Álvaro Muñoz Escassi, Anna, fruto de un romance fugaz ocurrido en Alemania hace 20 años. La joven, que es modelo, y el jinete posaron para la misma revista que desvelaba el secreto, y ahora la estabilidad familiar de Mercedes Barrachinna, la madre de Anna, se tambalea.

Barrachina ha ofrecido este lunes una entrevista al canal Telecinco, en el que ha confesado que actuó mal en el manejo del tema, desde ocultar la verdad a su marido, Ralf, a su hija y al padre biológico.

Berrachina, afincada en Alemania desde hace década, estaba casada y tenía una hija cuando mantuvo un romance con el jinete, que se había trasladado al país germano por la hípica. Ella quedó embarazada y se guardó las dudas. Hasta que hace quince años hicieron las pruebas de paternidad y descubrió que Muñoz Escassi era el verdadero padre de su segunda hija.

«Todo ha sido por mi culpa: tenía que haberle contado a mi marido, a mi hija, no haber impedido que Álvaro tuviera contacto con ella…Tanto mis amigos como mis familiares me decían que tenía que contar la verdad pero no lo hice por cobardía», ha dicho ante las cámaras de Telecinco.

Aunque no se arrepiente de haber desvelado la realidad a su hija recientemente. «Creo que era el momento oportuno porque ya se iba de casa», ha dicho. «Para Anna esto es muy duro, porque ella quiere mucho a su padre, Ralf, a sus hermanos, y a Álvaro», ha confesado.

Berrachina ha señalado que la propia Anna le «echó en cara» que le guardara el secreto a su padre. «Estaba defraudada, porque creía que tenía habérselo dicho antes, y habérselo contado a Ralf antes que a ella», ha dicho.

Ahora, más allá de las entrevistas y reportajes familiares, su problema real está en casa, en Alemania. «No sabía que todo esto iba a generar un escándalo de tal magnitud en España. Ahora tengo un problema familiar grave e importante».

Ha confesado que el tema lo mantuvo en secreto para proteger la familia, y a su marido. «Además, ahora mismo él sólo viene los fines de semana y no quería hacerlo por teléfono. De momento, estamos distantes. A estas cosas hay que darles tiempo. Me gustaría volver a la normalidad»