Bobbi Kristina y su madre en una presentación en 2009
Bobbi Kristina y su madre en una presentación en 2009 - reuters

¿Qué pasará con la herencia millonaria de Bobbi Kristina?

Whitney Houston había dipuesto que toda su fortuna pasara únicamente a las manos de su hija, quien ha muerto a los 22 años

Actualizado:

Whitney Houston dejó todo planificado para que a su hija, Bobbi Kristina Brown, no le hiciera falta nada en la vida. Por eso, en su testamento dejó escrito bien claro que toda su fortuna, estimada en unos 20 millones de dólares, pasara únicamente a las manos de su hija. Según destacan desde «People», cuando la chica cumplió los 21 años, tuvo acceso a una «pequeña» fracción de ese dinero (10%, es decir, dos millones de dólares), que terminaría de recibir en dos partes más, cuando alcanzara los 25 años, y después, la parte final, a los 30.

Pero estos plazos ahora no se podrán cumplir debido al fallecimiento de la chica. Este domingo, la única hija de Houston fallecía tras haber permanecido en coma durante seis meses. En enero fue hallada inconsciente en la bañera de su vivienda, y desde entonces no mostró signos mejoría.

La familia de la joven, única beneficiaria en vida de ese dinero, tendrá que recurrir a un apartado poco agradable de ese testamento que dejó Houston en 1993, el año en que nacía su hija, y décadas antes de que ella misma muriese en la bañera de la habitación de un hotel.

Según lo apuntado en el testamento, si Bobbi Kristina no se había casado y tampoco había tenido hijos para el momento de su muerte antes de los 30 años, el resto de los millones se repartirían entre los familiares de Houston, es decir, su madre, Cissy Houston, y sus hermanos, Michael y Gary.

Bobby Brown (padre), y su familia, ha estado muy involucrado con la salud de su hija. De hecho, fue nombrado tutor legal de la chica para tomar decisiones sobre su situación médica, sin embargo, no tiene acceso a los bienes de Bobbi, aunque él sea en realidad su familiar más cercano. Brown aparecía originalmente en el testamento de Houston, pero perdió sus derechos al divorciarse de la cantante en el año 2007.

Otro nombre que ha figurado alrededor de la herencia ha sido el de Nick Gordon, pareja de la fallecida. Aunque ella le llamaba esposo, la pareja nunca legalizó la unión, y si no existe un documento legal en el que Bobbi Kristina le mencionara como beneficiario, el chico no tiene derecho a ninguna parte de ese dinero. Los familiares de la chica, según medios sensacionalistas, habían acusado a Gordon de querer quedarse con el dinero de la herencia, pero legalmente, según lo expuesto por «People», él no posee derechos legales.

También se ha aclarado que aunque Cissy Houston, la abuela de la joven, es la encargada de distribuir y gestionar el patrimonio de Whitney Houston, el dinero que correspondía a Bobbi Kristina se gestionaba de forma individual. Es decir, Cissy no tendría la potestad de distribuir ella esos millones.

«People» también ha destacado que en el mes de mayo, las familias Brown y Houston anunciaron en un comunicado conjunto que un tribunal había seleccionado a Bedelia C. Hargrove, un curador legal, como «responsable de los activos de Krissi (nombre cariñoso con el que llamaban a la joven), incluyendo derechos y reclamos legales».