Jaime Morey, durante su intervención en el festival de Eurovisión
Jaime Morey, durante su intervención en el festival de Eurovisión - abc

Muere Jaime Morey, una de las más populares voces de la canción melódica española

El cantante cantó en el festival de Eurovisión de 1972 con la canción «Amanece», de Augusto Algueró

Actualizado:

Jaime Morey, uno de los cantantes melódicos más populares en España en las décadas de los sesenta y setenta del siglo pasado, ha fallecido en Madrid. Dotado de una voz sedosa y potente, que le llevó incluso a abordar el repertorio de la zarzuela, fue el representante español en el festival de Eurovisión de 1972, celebrado en Edimburgo, y en el que participó con la canción de Augusto Algueró «Amanece».

Jaime García Morey nació en Alicante el 16 de junio de 1942. Pronto se despertó su afición por la música. Estudió canto y en los años cincuenta participó en diversos concursos radiofónicos de talentos en Valencia y Alicante. Su primera experiencia como profesional fue en la discoteca Pasapoga, de Madrid, donde interpretaba éxitos de Charles Aznavour. Allí le escuchó el compositor Manuel Alejandro, que le apoyaría a lo largo de su carrera.

Probó suerte en distintos festivales. En Benidorm -entonces una de las principales citas de la música pop en España- logró el segundo puesto en 1964 con la canción «El barco, el mar y el viento». A ese concurso volvería en 1967 con «Por las mañanas», que fue premio del público.

Su éxito en Benidorm le proporcionó un contrato para cantar en el programa «La puerta del sol», de Radio Madrid, y para grabar varios discos en la casa Philips.

Tras dos intentos frustrados de representar a España en el festival de Eurovisión, en 1972 logró su objetivo. Acudió a Edimburgo con la canción «Amanece», compuesta por Augusto Algueró, y quedó en décima posición (un fracaso para aquella época, la mejor de España en el certamen).

Poco después de la celebración del festival, el 5 de abril de 1972, Jaime Morey se casó en Alcobendas con María Mollejo. El cantante había mantenido anteriormente una relación con Salomé, la ganadora de Eurovisión en 1968. Con María Mollejo tuvo dos hijas, Laura (1973) y Sandra (1974), que quiso seguir sus pasos artísticos como cantante y presentadora de televisión.

Tras interpretar en las primeras elecciones democráticas, en 1977, el himno de Alianza Popular, por petición de Manuel Fraga, amigo suyo, se inició una campaña en su contra que le llevó a tratar de probar suerte en México durante un tiempo. «Ese asunto me hirió -decía Morey-. A la compañía de discos no le sentó nada bien que cantara ese himno; acababan de legalizar el Partido Comunista y la moda era ser de izquierdas. No querían a nadie marcado por la derecha. Yo no entendía nada; nunca pensé que tuviera tanta trascendencia. Así que me pusieron la proa y me fui a México». Allí participó en diversas fotonovelas y grabó varios discos.

Hizo Jaime Morey alguna incursión cinematográfica, y encarnó en 1983 a Felipe el Hermoso en una disparatada película, «Juana la loca... de vez en cuando», al lado de Lola Flores, José Luis López Vázquez y Fernando Fernán Gómez. Ese mismo año grabó un disco con piezas de zarzuelas junto a Manuel Alejandro.

En 1987 decidió abandonar la música, y no se sabía nada de él hasta 2001, cuando se vio salpicado por el escándalo financiero del caso Gescartera. Antonio Camacho, propietario de esta sociedad de valores, mantenía una relación con Laura, su hija mayor, y nombró al cantante director general de la empresa. Morey y su hija fueron absueltos de un caso escandaloso en el que estuvo también implicado Eduardo Zaplana, que le había nombrado asesor de presidencia de la Generalitat.

El cuerpo de Jaime García Morey va a ser velado en el Tanatorio de La Paz, en la localidad de Tres Cantos (Madrid) a partir de esta tarde.