Chábeli Iglesias visitó Perú de la mano de Alberto Fujimori en 1996
Chábeli Iglesias visitó Perú de la mano de Alberto Fujimori en 1996 - archivo abc

El día que la hija de Preysler coqueteó con Fujimori, el archienemigo de Vargas Llosa

En 1996, la primogénita de la «socialite», Chábeli Iglesias, visitó Perú de la mano del mayor adversario político del Nobel

Actualizado:

Corría el año 1996 y Chábeli Iglesias, primogénita de Julio Iglesias e Isabel Preysler, hacía sus pinitos como presentadora de televisión. Ese año, la aspirante a «show woman» viajó a Perú para rodar un documental sobre las bellezas turísticas del país andino y entrevistar al presidente Alberto Fujimori, que por entonces comenzaba su segundo mandato y gozaba de gran popularidad (acababa de ser reelegido con el 64 por ciento de los votos). Iglesias tenía 25 años y su anfitrión, 58. Sin embargo, la prensa peruana se empecinó en hablar de amor a primera vista.

Fujimori recibió a Chábeli con honores casi de Estado y sus gestos de cariño hacia la joven alimentaron el fuego de la especulación. El presidente, que hacía solo dos años se había divorciado de su mujer, la ingeniera Susana Higuchi, quedó prendado de la hija mayor de Preysler. Según las crónicas de la época, Iglesias Jr. y el político peruano se cogieron de la mano durante una visita a la isla de los Uros, en el Lago Titicaca, lo que desató la ola de preguntas incómodas. «¿Cuándo se casa con la señorita?», lanzaban las vecinas de Uros, mientras el mandatario respondía entre risas: «¿Cómo me dicen eso? Me acabo de divorciar?».

Durante la mediática visita de Iglesias a Perú, que solo duró dos días, una campesina sugirió a Fujimori que besase a la novel presentadora, mientras otros humildes agricultores de la meseta del Collao gritaban: «¡Que se casen, que se casen!». El político, que por entonces contaba con el apoyo incondicional de la prensa de su país, cogió por los hombros a la hija de Preysler, que vestía igual que él, con «chullo» (sombrero de lana y diseño inca) y poncho, y la besó en la mejilla frente a fotógrafos de todo el mundo. La «cita» terminó con un almuerzo para dos: plato de trucha a la piedra.

La prensa peruana ha sacado a relucir estas fotos de Chábeli y Fujimori, condenado a 25 años de cárcel por crímenes contra los Derechos Humanos y a otros ocho por desviar fondos públicos. Ahora que se relaciona a Isabel Preysler con Mario Vargas Llosa, los periódicos de Lima han desempolvado las imágenes que inmortalizan a la heredera de la «reina de corazones» recorriendo parajes turísticos de Perú de la mano del archienemigo de Vargas Llosa desde 1990, fecha en la que el Nobel se postuló infructuosamente a la presidencia. Tras su derrota electoral frente a Fujimori, el escritor sufrió una campaña de desprestigio fraguada por el aparato propagandístico del ex dictador.