Cara Delevingne durante un acto de promoción
Cara Delevingne durante un acto de promoción - efe
gente

Cara Delevingne: «Como modelo me siento vacía»

La maniquí carga contra su profesión y asegura estar harta de que le digan que está gorda

abc.es
Actualizado:

Es una de las modelos del momento, no hay firma que no quiera contar con Cara Delevingne como imagen. Sin embargo, la maniquí se ha cansado y empieza a virar su carrera profesional hacia la gran pantalla. Próximamente aparecerá junto a Will Smith y Jared Leto en «Suicide Squad». «Me sentía vacía como modelo», ha reconocido Cara a «The Wall Street Journal».

Con 22 años, la joven inglesa está harta de las exigencias, muchas veces ridículas, que ponían para que la contrataran. «Es horrible vivir en un mundo donde cada dos por tres recibo una llamada de alguien que me dice que he salido mucho de fiesta y que estoy demasiado gorda», criticó Cara, «es algo que realmente me enfada. Si no quieres contratarme, no lo hagas, pero no me critiques».

Lo cierto es que el sueño de Cara siempre fue más actuar que la pasarela. «La moda va solo del exterior, de diseñar cosas bonitas. Cuando otra modelo consigue un trabajo que yo quería, me da igual porque hay modelos muchísimo mejores que yo. Pero cuando es un papel en una película, me duele», confiesa.

Sin embargo, la carrera cinematógrafica de Cara aún es incipiente. Tuvo un pequeño papel sin diálogo en «Anna Karenina y será una de las sirenas de Nunca Jamás en «Pan», pero aún le queda mucho que recorrer para cosechar el mismo éxito que ha obtenido como modelo. «No lo hubiera hecho si no me hubiera hecho famosa en las redes sociales», declara, «en los 90 no hubiera sido una modelo». Y es que tanto la belleza como la espontaneidad de Cara Delevingne la definen. «La gente ve una chica guapa y espera ver también una cara bonita. Yo no soy de esas», asegura, acostumbrada a subir imágenes con sus peores muecas a las redes sociales.

«Cuando desfilaba, me limitaba a vivir el momento, como mucho la siguiente hora», recuerda Cara. «Pero cuando empecé a ampliar mis horizontes y a decir "no" a algunas propuestas, me di cuenta de que tenía por delante un futuro con muchas más opciones».