Isabel Sartorius confiesa una nueva e «ilusionante» relación

Se trata de un viejo amigo que conoció en Londres y con el que se reencontró en Italia

Actualizado:

Una vez más, Isabel Sartorius reaparece ante los medios como imagen de un producto adelgazante, el quema grasas «Xantighen», con el que espera perder cuatro kilos de aquí al verano. «De peso estoy igual, pero ahora empiezo a tope con la operación biquini. He aprendido que no voy a estar a régimen todo el año, aunque hay meses en los que me cuido más. Y con mi edad ( acaba de cumplir 50 años) sé que tengo que hacerlo», dice a modo de declaración de intenciones.

Si en ese terreno (el de la imagen) no hay grandes novedades, en el sentimental anuncia cambios: por primera vez en quince años, Isabel reconoce que «estoy ilusionada». De momento se reserva la identidad del misterioso hombre que empieza a abrirse un hueco en su corazón. Sólo sabemos que no es español, que reside en Londres y que prefiere seguir en el anonimato. «No voy a mentir, así que aún no puedo afirmar que esté enamoradísima. Apenas llevamos tres meses juntos. Él no vive en España y nos vemos poco. Solo puedo decir que está divorciado y que le conocí hace tiempo, cuando yo estaba en Londres trabajando para Christie’s. Pero nos hemos reencontrado en Italia, con motivo del 50 cumpleaños de un amigo común», cuenta.

«Insisto en que es una ilusión y sé que cualquier día tendremos un paparazzi detrás, pero ahora no puedo anunciar lo que aún no tengo claro. Estamos como quinceañeros. En el fondo creo que todo se debe a que me estoy mentalizando, porque mi hija Mencía se va cuatro años a EE.UU. a estudiar la carrera y estoy más abierta al amor. Hasta el hecho de asistir a una fiesta a Italia, ya supone para mí estar mas receptiva. No me asusta la soledad, porque toda la vida he vivido sola hasta que llegó Mencía», explica.

«Me siento genial»

En cuanto a su faceta profesional como coaching, Isabel asegura que «me siento genial. Sé que estoy saliendo de mi zona de confort y avanzando en ese sentido. Hoy puedo decir que ya vivo de ello, pues me está funcionando muy bien. En mayo ya estará en funcionamiento mi web. Con respecto al coaching, en España tendemos más al contacto presencial, pero en Estados Unidos suelen recurrir al coach a través de internet. Seguramente sea cuestión de tiempo. De todas formas, quiero dejar claro que yo hago coach emocional, no empresarial. Me dedico, sobre todo, a las relaciones tóxicas», puntualiza.

Isabel Sartorius no titubea a la hora de hablar de su «nueva ilusión»; sin embargo, de la situación política actual no se manifiesta: «Estoy en mi mundo y me va muy bien, por eso no puedo hablar sobre cómo está el momento político, porque no lo estoy siguiendo». Y de ahí no sale.

Ya sea por el coach, por los 50 años o porque ya son muchas las convocatorias de prensa que tiene a sus espaldas, la Isabel de hoy apenas tiene que ver con la joven huidiza que salía corriendo cada vez que veía un fotógrafo por la calle.