El guitarrista Eric Clapton y  Lady Di
El guitarrista Eric Clapton y Lady Di - abc

Eric Clapton y sus devaneos con Lady Di

Una nueva biografía del músico inglés revela que mantuvo una relación con Diana, tras su separación del Príncipe Carlos

Actualizado:

«Lo único que le impidió suicidarse por tercera vez, después de intentarlo anteriormente ingiriendo pastillas y luego colgándose de un árbol, fue la idea de que un hombre muerto no puede beber». El que escribe esta espeluznante reflexión es Paul Scott, periodista del Daily Mail y el autor de la biografía «Motherless child: The definitive biography of Eric Clapton», un libro que desgrana capítulo a capítulo la turbulenta vida del guitarrista, compositor y cantante británico. La obra sale a la venta el el próximo 12 de marzo, coincidiendo con que este mes cumple 70 años y el éxito parece asegurado. Si las biografías tienen sentido, es para glosar vidas como las de Eric Clapton.

La estrella del rock comenzó a consumir drogas y alcohol a los 15 años. Poco a poco fue alimentando su autodestructivo temperamento con heroína, cocaína, analgésicos y dos botellas de vodka al día. Nunca ha tenido demasiado reparo en hablar de ello. Y de hecho, a día de hoy se muestra orgulloso de haber podido salir de ese pozo sin fondo y rehabilitarse en 1987.

En cambio, de lo que nunca llegó a recuperarse es de su adicción a las mujeres y el sexo. Y ésta es una de las facetas que más ha impactado en Reino Unido, teniendo en cuenta que en la lista de mujeres con las que supuestamente mantuvo un affaire figura Lady Di. La chispa surgió en San Lorenzo, un exclusivo restaurante italiano ubicado en Knightsbridge (la zona de los archiconocidos almacenes Harrods). Según un amigo del círculo íntimo de Clapton, la atracción entre ellos era «absolutamente obvia». «Había mucho guiño de ojo y mucha mirada seductora».

¿Llegó más lejos? «Bueno, los dos eran libres y a Eric siempre le gustó el desafío». Independientemente de lo que llegase a ocurrir entre ellos, su relación no dejó un buen sabor de boca. Clapton describió a Diana como una manipuladora y una enferma en el momento de su muerte.

Triángulo Clapton-Bruni-Jagger

Otro de los episodios más escandalosos de la vida de Clapton se sitúa en Nueva York, concretamente en un concierto de de los Rolling Stones en el Shea Stadium de los Yankees al que había acudido con Carla Bruni.Ella estaba empeñada en conocer a Mick Jagger. El astuto Clapton mostró cierta renuencia. Al fin y al cabo, conocía de sobra el historial de Mick y su facilidad para encandilar a las mujeres de sus amigos. Él mismo ya se la había jugado años atrás a George Harrison, seduciendo a su pareja, Patty Boyd.

«Mick, por favor. Ella no. Creo que estoy enamorado», le imploró a Jagger temiendo que no pudiera resistirse a la tentación de ligarse a la modelo francesa y actual esposa del expresidente francés, Nicola Sarkozy.

Jagger no prestó demasiada atención a la súplica de su amigo. La modelo francesa y el rockero iniciaron una relación. Sólo el tiempo curó la obsesión de Clapton por Bruni.