El príncipe Enrique lleva diez años en el Ejército y ha estado en dos ocasiones en Afganistán
El príncipe Enrique lleva diez años en el Ejército y ha estado en dos ocasiones en Afganistán - abc

Enrique de Inglaterra planea dejar el Ejército para centrarse en tareas solidarias

El nieto de la reina Isabel II abandonaría las Fuerzas Armadas para continuar la labor benéfica de su madre

Actualizado:

La labor de Lady Di como embajadora de causas humanitarias y su activismo siempre la acompañarán en el recuerdo de los británicos. Desde muy pequeños, Diana de Gales les inculcó a sus hijos valores como la solidaridad, la responsabilidad o la generosidad. Cuando eran niños, visitaron un centro de enfermos de sida y albergues de indigentes.

La prensa británica barajaba ayer la posibilidad de que su hijo pequeño, el Príncipe Enrique, abandonase el Ejército para continuar el legado de su madre y volcarse de lleno compromisos solidarios.

Aunque siempre se ha mostrado apasionado de su labor como militar, durante los últimos años ha centrado sus esfuerzos en labores benéficas, como la organización de los celebrados Invictus Games, un torneo paralímpico en el que participaron soldados heridos.

Por ahora, el palacio de Kensington, su residencia oficial, no ha querido hacer comentario alguno sobre el futuro del príncipe, de 30 años.

El príncipe estudió en la prestigiosa academia militar de Sandhurst, al sur de Londres, y estuvo destinado diez semanas en Afganistán en 2007 antes de ser retirado de manera imprevista, por razones de seguridad, cuando los medios revelaron que estaba allí. Recientemente, ha salido a la luz que el desaparecido diario «News of the world» pagó 1.500 libras (unos 2.000 euros) al soldado británico Paul Brunt para obtener información sobre el envío del príncipe Enrique de Inglaterraa la guerra de Irak.

En 2012, Enrique volvió a Afganistán por un periodo de cinco meses como piloto de helicópteros de combate Apache.