La actriz catalana Francesca Vegas «en la piel» de Angelina Jolie
La actriz catalana Francesca Vegas «en la piel» de Angelina Jolie - abc

Francesca Vegas, la doble española de Angelina Jolie

Esta actriz y modelo catalana cumple todas las condiciones para reemplazar a la mujer de Brad Pitt. «No descarto ir a Hollywood», dice a ABC

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Francesca Vegas podría haber sido una «superagente» del servicio de inteligencia secreto. Sus conocimientos de idiomas (habla inglés, francés, italiano y catalán), sus medidas perfectas (90-62-90) y su dominio del protocolo y las artes marciales (kárate kyokushinaki, aido y aikido) engrosan un currículum vitae que haría palidecer a la mismísima Mata Hari. Sin embargo, esta espectacular catalana de pelo castaño y ojos verdes tiene un serio problema para pasar desapercibida, condición «sine qua non» en el arte del espionaje. Vegas se parece mucho a Angelina Jolie, así que ahora se contenta con interpretar a la diva de Hollywood en la pantalla pequeña.

«Empecé como modelo infantil. Años más tarde, cuando inicié mis estudios de interpretación, comenzaron a decirme lo parecida que era a Angelina, aunque yo llevaba un corte de pelo y un estilo diferente. Al ir creciendo la fama de Angelina, también me lo decían más a menudo», recuerda Vegas, que estudió interpretación con el gran «coach» John Strasberg y técnica de base con Pilar Domínguez. Un día le llegó la convocatoria a un casting para una campaña publicitaria que buscaba a una actriz parecida a la protagonista de «Tom Raider» y «Salt». Obtuvo el papel, la nombraron «doble oficial de Angelina Jolie en España» y ahora vive de ello protagonizando spots para marcas internacionales como Nintendo, Microsoft, Heineken, Pepsi y Nokia.

Vegas reconoce que en su día a día no puede hacer nada para ocultar su asombrosa semejanza a la mujer de Brad Pitt. «La gente me lo dice incluso cuando salgo a la calle con la cara lavada», admite. Sin embargo, eso no le dificulta encontrar papeles diferentes. Ha trabajado en numerosas producciones de TV3 (la mítica «Poble Nou», «El cor de la ciutat», «Kubala, Moreno y Manchón») y TVE («La verdad de Laura», «Omaita en la primera») e incluso se ha subido a los escenarios del Teatro Alcázar de Madrid y el Regina de Barcelona. «No me siento "encasillada" y he podido dar muchos ''looks'' interpretativos que nada tienen que ver con el físico de Angelina», explica la actriz, que también ha estudiado canto y baile en el Institut del Teatre.

Un imán de paparazzi

¿Es difícil salir a la calle pareciéndose a la mujer más deseada del mundo? «En la vida diaria lo que me pasa es que la gente se da cuenta del parecido y obviamente me miran y lo comentan, los más decididos incluso se acercan y quieren hacerse una foto conmigo», responde. El colmo de la confusión llegó una noche que fue a cenar a un conocido restaurante de Madrid donde coincidió con uno de los actores españoles más internacionales. «A la salida del local había muchos paparazzi pensando que yo era Angelina y que había dejado a Brad Pitt para empezar un romance con ese actor. Varios de los comensales del restaurante habían llamado a la prensa para dar la "gran noticia", nunca olvidaré esa noche tan divertida»”, recuerda entre risas.

Hace unos años a Vegas le ofrecieron tener un representante en Hollywood para iniciarse en el lucrativo mundo de los dobles. Pero dijo que no. «Tenía que mudarme allí sin fecha de regreso y en aquel momento me dio algo de vértigo. Ahora ya no lo descarto», dice. «Hollywood es el escalón más alto para una actriz y ahora no lo descarto». De hecho, ya está ensayando el papel protagónico de «Time West», una película en preproducción que podría rodarse entre España y Estados Unidos. «Será un film clásico del oeste, pero a la vez de vampiros, con un toque a "Abierto hasta el amanecer" de Robert Rodriguez», adelanta. Una nueva Angelina llega a la ciudad de los ángeles.