La tonadillera en una imagen de archivo, a su paso por el Rastrillo Nuevo Futuro
La tonadillera en una imagen de archivo, a su paso por el Rastrillo Nuevo Futuro - DE SAN BERNARDO

Los motivos por los que Marujita Díaz tendrá que indemnizar con 15.000 euros a Juan Valderrama

Llamó a un programa de televisión y dijo que estaba ingresado en un hospital por su «alcoholismo»

Actualizado:

Lleva un tiempo sin aparecer por los medios y tal vez el motivo del silencio de Marujita Díaz sea el revés judicial que ha recibido tras conocer la sentencia firme del Tribunal Supremo que rechaza los recursos presentados por su defensa y dictamina que la folclórica tendrá que indemnizar a Juan Valderrama con 15.000 euros por intromisión ilegítima en el honor e intimidad. Todo empezó a raíz de las declaraciones que Díaz hizo por teléfono en el programa de televisión «Tal cual» de Antena 3, donde aseguró que Valderrama estaba ingresado en un hospital por «alcoholismo». Su llamada fue en respuesta a las informaciones que habían saltado sobre su estancia en un hospital por una enfermedad. La artista no se cortó un pelo a la hora de llamar y señalar a su colega Marian Conde como la autora de esa filtración cuando afirmó: «Sí, mira, presuntamente, el marido de Marian está allí [en un hospital madrileño] porque dicen, vamos está allí porque dicen que es alcohólico».

Desde ese instante la reacción de Valderrama no fue dejar que pasara la polémica y se olvidara el tema sino ponerse en manos de la abogada Cynthia Ruiz, que vuelve a sumar una victoria tras perder Marujita en Primera Instancia y en los recursos posteriores.

Es verdad que en un primer momento se pedían 90.000 euros en concepto de indemnización, pero finalmente la Justicia dictaminó, a raíz de una serie de argumentaciones, que se saldaba la demanda con 15.000 y el pago de las costas a cargo del demandado. El fallo contra Marujita se basa en que «no se dio la expresión de un pensamiento o idea sino la imputación de un hecho concreto, el ingreso del demandante en un centro hospitalario por su condición de alcohólico», así como «calificar de alcohólica a una persona afecta al honor, y más cuando no se ha acreditado su veracidad, lo que excluye que la intromisión pueda considerarse legítima». A lo que añade: «La imputación a alguien de que padece alcoholismo también lesiona el derecho a la intimidad, máxime tratándose de una información falsa, de escaso interés o relevancia general y referida a una persona con muy poca notoriedad pública (hijo de un antiguo cantaor y marido de quien fue cantante»).

La amistad de antaño de Marujita y Marian está más que olvidada. En este asunto, al igual que en el de su enfermedad, Marujita evitará volver a pronunciarse.