Zidane es imagen de la línea masculina de Mango
Zidane es imagen de la línea masculina de Mango - belén díaz alonso

Zinedine Zidane: «A mi mujer le encanta que sea calvo»

El exfutbolista francés y entrenador del Castilla es el nuevo rostro de Mango Man

Actualizado:

Vestido de negro de la cabeza a los pies y con un español que habla perfectamente, el deportista francés Zinedine Zidane (42 años) presentó ayer la campaña que protagoniza esta temporada para la firma de ropa Mango Man, que nuevamente apuesta por un futbolista. Tras escoger hace unos años al jugador del Barcelona Gerard Piqué, ahora se decanta por un madridista como el entrenador del Castilla, Zidane.

Desde que en el año 2001 llegó al Real Madrid tras jugar en la Juventus, él y su mujer, Veronique -francesa pero de padres almerienses-, decidieron que era en la capital de España donde querían vivir. Y por eso se quedaron aquí con sus cuatro hijos. «Me gustan los españoles. Su forma de vivir, de disfrutar. Incluso hasta cuando hablan alto. Yo no soy así, me considero un hombre familiar y tranquilo, pero me van los contrastes», declara sincero.

Volviendo al tema que nos ocupa, Zidane confesó que había aceptado este trabajo con Mango porque le gustaron la oferta y el estilo de la casa. Reconoce que para el fútbol ya está mayor, pero que él se siente joven por dentro. «Lo importante es estar a gusto con uno mismo», explica.

Se define como un hombre tímido y reservado, y de ahí que lo que más le cueste en esta campaña sea hablar con los medios de comunicación. Sobre el duelo que enfrenta a Cristiano Ronaldo con Leo Messi para saber quién es el mejor jugador del mundo, no se moja. «Son los dos mejores del mundo, lo que hacen en el campo es distinto a los demás y lo demuestran en cada partido», afirma.

No niega que su sueño es ser en el futuro entrenador del Real Madrid, pero hoy está centrado en el equipo del Castilla, donde juega uno de sus hijos. «Con él soy muy exigente», asegura. Lo cierto es que sus cuatro hijos se preparan para futbolistas, algo que le parece «duro porque me hubiera gustado verles también hacer otras cosas, pero para mí lo más importante es que sean felices con lo que hacen», cuenta.

Zidane se pone serio cuando le preguntan si para sus hijos es una ventaja que él sea entrenador del Castilla, el segundo equipo del Madrid. Lo niega. De los jugadores de su quinta confiesa que mantiene relación con los brasileños Ronaldo Nazário, a quien con cariño se refiere como «el gordo», y Roberto Carlos. Él, de su físico, no cambiaría nada. «Lo mejor son mis ojos, y lo peor… no sé», asegura. A la pregunta de si le hubiera gustado tener pelo para ser un completo «hombre 10», el nuevo Mango Man ni titubea. «No, porque a mi mujer le gusta que sea calvo», dice divertido.