Sergio Hovaghimian es el joyero que ha revelado los costosos gustos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner
Sergio Hovaghimian es el joyero que ha revelado los costosos gustos de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner - revista «noticias»

El joyero de Cristina Kirchner abandona Argentina tras revelar los «caprichos» de la presidenta

Sergio Hovaghimian asegura que ha recibido amenazas y que no cuenta con protección policial. Hace unos días confesó que la mandataria habría gastado hasta 850.000 euros anuales en collares de perlas

Actualizado:

Sergio Hovaghimian, el joyero que reveló que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner se habría gastado hasta 850.000 euros al año en collares de perlas, ha denunciado que es blanco de amenazas de muerte. El empresario, que trabajó durante años para la prestigiosa firma de lujo Jean-Pierre de Buenos Aires, ha declarado este miércoles que es víctima de nuevas intimidaciones por haber descubierto los costosos gustos de la mandataria argentina.

Hovaghimian, testigo protegido en una causa penal tributaria contra la joyería que supuestamente habría vendido «en negro» a Kirchner collares de perlas por valor de 2,5 millones de euros, ha solicitado a la justicia protección policial. Según la revista política «Noticias», la misma que reveló los supuestos gastos millonarios de la Jefa de Estado, Hovaghimian habría sido interceptado esta semana por un hombre que le dijo: «Tengo cáncer y antes de que me muera te voy a matar».

El arrepentido «joyero K» ha expresado su enfado e indignación porque, pese a su condición de testigo, «nadie lo protege» y ha asegurado: «Me siguen amenazando. Me voy a ir del país. Ya tengo las maletas hechas». Según su testimonio a «Noticias», ya habría recibido hasta tres «avisos» por haber confesado los gastos de Kirchner en la joyería Jean-Pierre. «No puedo salir de mi casa. Siguen amenazándome por la calle. Es una pesadilla de todos los días. No quiero que me maten», admitió el testigo a la emisora de radio argentina Mitre.

La ONG Paso por Paso ha presentado una denuncia contra Fernández de Kirchner utilizando el testimonio del «joyero K» y ya se ha abierto una investigación judicial contra la presidenta por supuesto enriquecimiento ilícito, blanqueo de capitales e incumplimiento de sus deberes de funcionario público. Pero no es la primera vez que la lideresa peronista es acusada de corrupción. En los últimos años se han abierto tres causas penales contra ella por supuesto enriquecimiento ilícito, pero las tres han terminado archivadas. «Esto es una forma de reabrir la investigación», explicó el abogado Juan Ricardo Mussa, fundador de la ONG querellante. «Demuestra, además, que las declaraciones a Hacienda que ha presentado la mandataria son falsas, porque no se sabe de dónde ha sacado el dinero para comprar estas joyas», añadió el letrado. El «asunto del collar» comienza a tomar tintes de culebrón.