Sita Murt en una imagen de archivo
Sita Murt en una imagen de archivo - De san Bernardo

Fallece la diseñadora Sita Murt a los 68 años

Murt, que padecía un cáncer, ha fallecido en su municipio natal Igualada (Barcelona)

Actualizado:

La diseñadora catalana Sita Murt ha fallecido a los 68 años este lunes en su municipio natal, Igualada (Barcelona) víctima de un cáncer. Nacida en Igualada en 1946, la empresaria y diseñadora había encumbrado una marca que hasta la fecha había logrado levantar más de dos mil puntos de venta de sus artículos.

Tras haber superado recientemente un concurso de acreedores, su empresa cuenta con seis propias tiendas en España y dos «outlets», mientras que a nivel internacional tiene presencia en Europa, Estados Unidos, Japón y Corea.

Con sede en Igualada (Barcelona), la compañía ha iniciado recientemente una nueva etapa tras superar el proceso concursal que presentó voluntariamente en mayo de 2013, con una apuesta clara por la venta «on line» y por la exportación.

Murt pertenecía a la tercera generación de una dinastía textil de la localidad donde nació pero fue Sita, diminutivo de Carmencita, la que internacionalizó la empresa con más de 1.500 puntos de venta en el extranjero y su presencia en grandes almacenes internacionales como Galerías Lafayette o Tzum de Moscú. Desde 1989, las colecciones de Sita Murt son habituales en la Pasarela Gaudí de Barcelona y la Pasarela Cibeles de Madrid además de otras pasarelas internacionales.

Hija del propietario de una empresa de curtidos de Igualada (Barcelona), mostró desde muy joven su interés por el diseño y la moda, aunque no se dedicó plenamente a ello hasta la muerte prematura de su marido, hace 30 años. La diseñadora igualadina se casó con Toni Esteve, gestor de la empresa familiar Esteve Aguilera, y al cabo de unos años, con los hijos ya mayores, se involucró en el área de diseño de la empresa, que se dedicaba principalmente a producir jerséis y prendas de punto.

Según el sentido comunicado enviado por la firma, la diseñadora ha muerto «acompañada de los suyos, con serenidad y valentía, la que siempre ha tenido» y se ja ifdo dejando «un vacío difícil de llenar: su energía, su simpatía, su actitud vital de vivir todos los momentos con intensidad, los buenos y los malos…». Los trabajadores de la compañía la califican como una «mujer luchadora, creativa y tenaz que nos ha enseñado a trabajar con pasión». Su legado será el «aliento para caminar hacia el futuro con ilusión». Y concluyen «continuaremos el viaje que ella empezó: lo haremos por nosotros y lo haremos por ella».