Alfonso XIII y sus escopeteros en una cacería regia en Aranjuez, en 1909
Alfonso XIII y sus escopeteros en una cacería regia en Aranjuez, en 1909 - archivo abc

Las armas de Alfonso XIII salen a la venta por 300.000 euros

Christie’s de Londres subastará 31 escopetas del Monarca. El vendedor es uno de sus descendientes directos

Actualizado:

El armero de Alfonso XIII es una pequeña mina de oro. Y su actual propietario, sea quien sea, piensa hacer caja con él. La filial londinense de Christie’s ha anunciado que «un descendiente directo» del Monarca subastará el próximo 15 de diciembre una treintena de armas de fuego que pertenecieron al Rey derrocado. La colección, valorada en 237.000 libras (casi 300.000 euros), ilustra la gran pasión del abuelo de Don Juan Carlos por la caza, un deporte que solía practicar a lo largo y ancho de España en compañía de otros reyes, jefes de Estado y personalidades de la época.

El lote «real», que incluye varias adquisiciones hechas por Alfonso XIII en sus numerosos viajes al extranjero, atestigua su mecenazgo y apoyo a algunas de las armerías más importantes del mundo, entre las que figuraban James Purdey & Sons de Londres o Victor Sarasqueta de Éibar (a esta última la nombró proveedor real en 1902). El conjunto que sale a la venta en Londres contiene muchas piezas firmadas por el armero vasco, como una exquisita escopeta de calibre 12 para practicar el tiro de pichón que está valorada en 2.000 libras (unos 2.500 euros). Sin embargo, la joyas más preciada del remate es un juego de escopetas de calibre 20, realizado por J. Purdey & Sons para el Monarca en 1926, que podría alcanzar las 50.000 libras (63.000 euros).

Alfonso XIII fue un eximio tirador de pichón, un deporte vinculado a la Casa Real desde 1864. Durante su reinado de 29 años, España se plagó de Reales Sociedades de Tiro de Pichón. El grupo que se rematará en diciembre incluye cuatro escopetas para este tipo de caza que se consideran únicas en el mundo. El precio de una de ellas, con la que el Soberano ganó una competición en Madrid en 1921, asciende a 25.000 libras (31.500 euros).

Enigmático vendedor

Pese a que Christie’s no puede revelar la identidad del vendedor, las armas dan pistas que arrojan luz sobre quién puede ser su propietario. La mayoría de ellas ostentan el monograma de Alfonso XIII, pero hay algunas, las de menor tamaño, que exhiben los escudos reales correspondientes a sus cuatro hijos varones: Don Alfonso, que fue Príncipe de Asturias y murió sin descendencia en 1938; Don Jaime, Duque de Segovia y padre de Alfonso de Borbón y Dampierre; Don Juan, Conde Barcelona y padre de Don Juan Carlos; y el Infante Don Gonzalo, que murió sin hijos. Estas armas podrían haber pasado a manos de cualquiera de ellos, aunque tampoco se descarta a las hijas mujeres de Alfonso XIII y Victoria Eugenia: las Infantas Beatriz y María Cristina.

El año pasado, el aristócrata italo-español Marco Alfonso Torlonia, sexto Príncipe de Civitella-Cesi e hijo de Doña Beatriz, vendió en Christie’s tres joyas de su abuela Ena por 332.400 euros. Fue una de las pocas veces que la casa de subastas británica pudo revelar el nombre y apellido de tan ilustre vendedor, primo del Rey Emérito.

Un año antes, en 2012, Sotheby’s remató un brazalete «vintage» de la firma Cartier por 2,7 millones de euros. En aquella ocasión, la casa de subastas anunció que la joya, antigua propiedad de Victoria Eugenia de Battenberg, era «ofrecida en subasta por un miembro de la Familia Real española, en cuyas manos ha permanecido desde su creación». Ante la revuelo que ocasionó la noticia en España, a los pocos días Sotheby’s rectificó la procedencia de la pieza y aclaró que su dueña era «una heredera directa de Victoria Eugenia, una dama de título».