La duquesa de Alba sale de Dueñas con su marido
La duquesa de Alba sale de Dueñas con su marido - Manuel Olmedo

Las frases más célebres de la duquesa de Alba

A lo largo de su vida, doña Cayetana ha protagonizado muchas páginas de periódicos y revistas donde ha plasmado su visión de la vida y la actualidad

Actualizado:

En sus 88 años de vida, la duquesa de Alba ha dejado siempre bien claro su forma de pensar sobre la vida y otros aspectos de la actualidad, y muchas de sus frases más célebres quedaron plasmadas en la autobiografía publicada por Espasa en 2011, tras su boda con Alfonso Diez.

«Yo, Cayetana» recogía algunas de las frases más significativas de la más grande aristócrata española como: «Confieso que he vivido (...) y pienso seguir viviendo, aunque solo sea por esa cara de susto que ponen todos cuando les apunto con el dedo y les digo: ¡Os pienso enterrar a todos!. Me divierte esa expresión». Poco antes de su tercera boda, con Alfonso Diez, Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, declaraba que «lo básico lo he conseguido, lo he realizado y lo he guardado».

Al principio de su noviazgo con Alfonso Diez, doña Cayetana hablaba sobre su salud con un divertido comentario: «se insinuó que yo estaba trastornada. Puede que estuviera trastornada, pero de amor». Dos años antes de su boda con el anticuario, la duquesa de Alba enviaba un comunicado a los medios en el que dejaba bien claro que «Alfonso Diez es la persona que me hace feliz y que nuestra relación se basa en el amor, cariño y respeto no estando dispuesta a renunciar a esta felicidad aunque no existan planes de matrimonio».

Sobre el reparto de la herencia, doña Cayetana aclaraba en su momento que «la decisión de realizar la donación de los bienes la he tomado para que mis hijos no tengan más dudas sobre Alfonso». En una entrevista concedida a ABC la duquesa explicaba que «el reparto de la herencia es una seguridad para todos».

A su primer marido, Luis Martínez de Irujo y Artacoz, que no llegó a terminar la carrera de Ingeniería por las prisas que tenían por casarse, doña Cayetana le inquirió «¿Para qué quieres estudiar si vas a ser el duque de Alba?».

Tras 23 años de matrimonio con su segundo marido, Jesús Aguirre, la duquesa confesaba que «no había pensado en un segundo matrimonio, pero todo surgió de una forma espontánea. Sentí un gran dolor cuando murió mi primer marido y pensé que nunca más me volvería a casar. Ya no era ninguna niña. Tenía seis hijos... Así que mi matrimonio con Jesús fue un regalo que no esperaba. Nunca pensé que pudiera volver a ser tan feliz».

La duquesa no ha dudado nunca en confesar sus predilecciones y en sus memorias afirmaba, sobre sus hijos preferidos, que «Cayetano y Eugenia son mi debilidad. Se parecen mucho a mí. Mis hijos me han salido complicados. Muy buenas personas, pero complicados».

«Desde hace seis siglos, así ha sido: los Alba junto a la monarquía.... hasta la muerte. Quien esté con el Rey, está conmigo, y quien esté contra el Rey, también es mi enemigo. Yo me mato por el Rey Juan Carlos. Es excepcional». Así mostraba su apoyo a la Monarquía española. Así mismo dejó muy clara su opinión sobre Cataluña en una entrevista con ABC: «Lo que pasa en Cataluña es muy poco patriota»

En 2013, doña Cayetana expresaba la felicidad que sentía tras la resolución del juez sobre la custodia de su nieta. «Estoy muy contenta. Creo que se ha hecho justicia», decía la duquesa que desde el primer momento se ha volcado con su hija.