Pilar González de Gregorio en su despacho de Christie's España
Pilar González de Gregorio en su despacho de Christie's España - de san bernardo

Pilar González de Gregorio: «Daría la vida por salvar Las Meninas»

Su verdadera vocación es escribir, prepara su segunda novela. Presidenta de Christie’s España desde 2010, amante del estilo y del arte clásico

Actualizado:

Pilar González de Gregorio y Álvarez de Toledo (Madrid, 1957) es la presidenta de Christie’s España desde diciembre de 2010. Allí pone todo su savoir faire al servicio de una de las casas de subastas más importantes del mundo. Su background e historia hacen de Pilar un referente del mundo del arte, que vive con pasión. Su familia, los Medina Sidonia, una de las casas aristocráticas más importantes de España, se remontan a 1445, y a pesar de los escándalos de la duquesa roja, su madre, Pilar es una mujer entera y que se ha desligado de esa saga familiar que ella misma define como «tierra de huracanes».

No hay duda de que es una de las mujeres más elegantes de España, que no se declara seguidora de la moda, pero si del estilo, y de un vestido negro, y un buen collar de perlas, como ella declara: «Un básico que nunca falta en mi maleta».

-¿Qué significa ser Presidenta de Christie’s?

-Representar un nombre de prestigio internacional, de la belleza de lo único, dese 1776. Me siento muy orgullosa de estar aquí, es un privilegio.

-¿Sus subastas favoritas?

-Las de joyas, son una huella de lo que los hombres han hecho. La venta de los 50 años de James Bond, lo de Liz Taylor, ahí hay mucho fetichismo.

-¿Y cuál recuerda especialmente?

-La venta del cuarto de baño art decó de la anterior duquesa de Alba, y la venta del cuadro de La Perla Peregrina.

-Viendo catálogos, ¿Ha tenido la tentación de quedarte con algo?

-Si, muchas veces, y también he tenido la sensación de ser pobrísima.

-¿Dónde se perdería?

-Sin duda en El Prado y en el Uffizi.

-La aristocracia se reinventa, ¿qué hace con su casa de Soria?

-Si, indudablemente, Me encanta Quintana Redonda me supone un vampiro, mucho trabajo. Es un reto sacarla adelante. Se alquila para eventos y la gente sale encantada de allí por su entorno único y maravilloso en Soria.

-¿Cuál es su secreto para llevarse bien con todo el mundo?

-Me encanta la gente, descubrir otras personas, conocerles, interesarme...

-Siendo elegante, ¿cómo define la elegancia?

-Una armonía entre el físico y lo que te pones. Saber discernir más allá de la moda, un comportamiento interior, una disciplina.

-¿Qué diferencia hay entre una mujer elegante y una señora?

-Lo de señora es un compromiso moral. Dignidad personal, ética, sencillez, no dejarse llevar por la vanidad...

-¿Qué conlleva apellidarse Medina Sidonea?

-Conlleva haber estado muy en contacto con la historia, tengo conciencia del pasado y me enorgullece.

-¿Ha sufrido por ser quien es?

-Mi vida no ha sido fácil. Cada uno lidia con lo que tiene. Yo pienso en los sitios tropicales que tienen muchos huracanes, pasan y ahí siguen.

-¿Quiénes fueron sus padres?

-Mi madre: luchadora comprometida, expuesta por sus ideas. Amante del arte y de díficil manera de ser, y mi padre: diferente, mucho más para adentro. Elegante y discreto. Vivió con un concepto estético de la buena imagen.

-¿Guarda algún secreto?

-Muchísimos. Siempre hay que guardarlos, uno no puede desnudarse emocionalmente. Las mejores cosas de la vida son secretos, y lo seguirán siendo.

-¿Va a misa y es católica?

-Si, pero tengo la fe del carbonero, la que mi biografía me permite