Sofía Vergara entre los fogones para Favreau
Sofía Vergara entre los fogones para Favreau - Merrick Morton

Sofía Vergara: «Soy voluptuosa: me gusta comer y beber y no pienso privarme de ello»

La popular actriz de «Modern Family» estrena «#Chef», una comedia muy culinaria rodeada de algunas de las grandes figuras de Hollywood, empezando por el director, guionista y actor en la película, Jon Favreau

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Sabor musical, cultural y gastronómico son los elementos principales de «#Chef», la nueva incursión cinematográfica de Jon Favreau. El realizador se olvida de sus proyectos comerciales con Marvel («Iron Man») para regalar al público un filme íntimo, que le traslada a sus raíces. Abrazando el espíritu de «Swingers», la cinta que le hiciera un director de culto en 1996, Favreau protagoniza «#Chef» dándose la oportunidad de mostrar a un héroe con debilidades y rodearse al mismo tiempo de un elenco estelar con John Legizamo, Dustin Hoffman, Robert Downey Jr., Scarlett Johansson y Sofía Vergara. La colombiana da vida a Inez, la exmujer de Carl, el cocinero sin trabajo que debe reconstruir su futuro desde cero y al que interpreta Favreau. Cuenta el director que escribió Inez pensando en Sofía: « Un hombre como él puede tener una mujer de súper clase como ella porque en el mundo de la gastronomía los chefs son como estrellas de rock». Para Sofía la oportunidad de unirse fue irresistible: «Dije que sí antes incluso de leer el guión porque siempre he querido trabajar con Favreau. El simple hecho de saber que él lo había escrito, que iba a dirigirlo e interpretarlo ya era suficiente motivo para mí». Según explica Sofía, el personaje de Inez se convirtió en una oportunidad de escapar del estereotipo cómico que se ha creado a su alrededor: « Mi personaje es madre y yo también lo soy, entiendo sus temores, sus preocupaciones, su necesidad de encontrar una vía de comunicación entre su hijo y su exmarido. Inez da a Carl el empujón que necesita para salir del hoyo en el que se encuentra. Su dinámica es la de dos padres que tratan de hacer lo mejor para su hijo».

«#Chef» es una cinta dirigida al público adulto, un proyecto donde los retos que se presentan no se parecen a ninguno de los que aparecen en los blockbusters del verano. «Lo que más admiro de Favreau es su valentía para desarrollar historias, todas de escalas diferentes, que son auténticas, agudas, bien plantadas en el suelo», confiesa Vergara.

Estereotipos reales

Los estereotipos se convierten en hipérbole cuando se trata de escribir sobre esta colombiana. Ella los explota con ese acento exagerado de latina exuberante con el que llama la atención medio gritando en sus respuestas. Una imagen que salta de la ficción a la realidad y con la que ella añade varios ceros a su cuenta corriente. «Estoy tratando de alejarme de la comedia, siempre me ha gustado el género y sé que puedo ser divertida, pero como actriz quiero mostrar mas de mí», reconoce haciendo su típico mohín que divierte a su audiencia. Reconocida en todo el mundo gracias a su personaje de Gloria Delgado-Pritchett en «Modern Family», Vergara luce como pocas actrices sus atributos físicos: «Siempre me he sentido bien con mis genes. Soy voluptuosa, pero sin problemas de peso. A los cuarenta descubrí la importancia de hacer ejercicio y mantener una dieta saludable. Soy una mujer moderada, me gusta comer y beber y no pienso privarme de ello». Genio y figura, Sofía saca petróleo de cada oportunidad que Hollywood le da y -todo hay que decirlo- hasta que cayó «Modern Family» en sus manos le habían caído muy pocas. «He rodado mucha comedia, en el cine y la televisión, pero sin duda “Modern Family” es la mejor aventura profesional de todas. Mi personaje es sensacional, fácil y con una personalidad arrolladora».

Es precisamente la salsa que pone Vergara en su papel lo que ha hecho que los guionistas y productores de la serie hayan ido progresivamente dando más importancia a su personaje. «Yo no he cambiado nada a Gloria, desde un principio hablé con los guionistas y llegamos a la conclusión que debía ser una mujer genérica con la que se pudieran identificar todas las latinas. Yo no estoy en situación de decir a los escritores cómo creo que deben escribir. Trato de darle a Gloria lo mejor de mí. Es cierto que la considero una copia mía y por eso pienso que jamás voy a conseguir un papel mejor». Fue hace una década cuando Vergara eligió la interpretación como medio de vida, dejó Miami y se marchó a la costa Oeste. «En Los Ángeles mi vida es diferente a Miami. Y Miami se parecía mucho a mi vida en Colombia. Estuve siete años y no necesitaba hablar en inglés, encontraba la comida de mi país y al llegar a Los Ángeles me di cuenta de que era distinto. Aquí pasas la mitad del tiempo conduciendo y la otra mitad trabajando. Se pierde interacción con la gente. Aquí no tengo tiempo ni para ir a tomarme un café».

Derrochando maneras, la actriz mueve tanto las manos en la entrevista que una no puede dejar de pensar en su alter ego en «Modern Family», una mujer con casi todo y siempre de buen humor. No puedo evitar preguntarle si se siente bella: «Siendo una actriz latina y trabajando en el mercado latino el concepto de la belleza es un poquito diferente. Recuerdo que cuando empecé a estudiar interpretación mi profesor me dijo que tenía que perder peso porque las otras actrices delgadas se veían mejor en pantalla. Yo le conteste: “Sí. Se ven mejor en pantalla, pero desnuda yo me veo mejor que todas ellas, ¿Cuál es tu problema?” (se ríe a carcajadas). Esa era mi mentalidad entonces, pero entiendo que debo mantenerme más delgada y tener cuidado. Nunca voy a ser flaca, ni quiero forzarme a vivir con esa presión porque me volvería loca».