Antes de la pacificación, el barrio era un nido de narcotráfico y tráfico de armas
Antes de la pacificación, el barrio era un nido de narcotráfico y tráfico de armas - nico oved

Narcotráfico y tráfico de armas: así era el barrio donde David Beckham ha comprado una casa

La zona de Vidigal, en Río de Janeiro, era un nido de crímenes hasta que fue pacificada por la Policía en 2011

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

David y Victoria Beckham han adquirido una nueva propiedad en Brasil. Por 330.000 euros, el matrimonio más glamouroso de Inglaterra podrá disfrutar de unas vistas de infarto: situada en plena naturaleza, alzada sobre una colina, el exfutbolista dijo de ella que tenía el mejor panorama de Río de Janeiro y desde algunos de sus rincones puede disfrutarse de la compañía del Cristo Redentor o los colores del amanecer sobre las tranquilas aguas del mar.

A día de hoy, el barrio de Vidigal donde se encuentra está pacificado, es decir, cuenta con una comisaría fija a la que pueden acudir los lugareños y proporciona cierta seguridad. Sin embargo, no siempre ha sido así. Antes de 2011, esta zona humilde de Brasil estaba vetada a los turistas por ser un nido de narcotraficantes y traficantes de armas donde los crímenes y delitos se contaban por cientos. Las ametralladoras estaban a la orden del día y muchos de los que se atrevieron a cruzar su ficticia frontera comparaban la zona con una ciudad en guerra sin agua ni luz.

Después de la «invasión» de la Policía, los delincuentes han abandonado Vidigal. Los precios de las viviendas se han multiplicado por tres y ahora el barrio se ha convertido en una especie de «gueto cool» en el que las celebrities están empezando a hacer su incursión. Tal y como recordaba LOC, los primeros famosos en comprarse casa en el extrarradio de Río de Janeiro fueron el actor Vincent Cassell y el rapero Kanye West –recientemente casado con Kim Kardashian en Florencia–.

Según la ONU, el coste medio de la vivienda en Río de Janeiro ha subido nada menos que un 165% desde 2011, y ya poco queda del antiguo territorio narco de Vidigal. Pasear a día de hoy por sus calles es recorrer un conjunto de bares, discotecas, varios hoteles y lugares diseñados para turistas que ya pueden disfrutar de sus increíbles vistas. El hecho de que la Policía pacificara el barrio ha supuesto una mejora en la calidad de vida de sus habitantes, que ya cuentan con vecinos tan famosos como Victoria y David Beckham.