José Fernando afirma que no necesita tratamiento y que «puede con todo»
José Fernando, paseando por Sevilla el pasado mes de abril - kct

José Fernando afirma que no necesita tratamiento y que «puede con todo»

EL hijo de Ortega Cano abandonó el centro de desintoxicación donde estaba ingresado y no sigue la terapia

beatriz cortázar
Actualizado:

El mismo día que se conocía la sentencia por el delito de agresiones y robo de vehículo que tuvo en prisión preventiva a José Fernando Ortega Cano se supo que el hijo del torero iba a abandonar el centro de desintoxicación de Barcelona. Aunque se suponía que iba a pasar ocho semanas haciendo un tratamiento intensivo, en cuanto conoció que la condena era inferior a dos años de prisión optó por a acabar con esa estancia y pedir a su familia que le recogiera para volver a Sevilla. Aquel fue el primer aviso de que las cosas no iban como había indicado Pepe el Marismeño, el hombre que intentaba sacar a Josefer de las drogas y reconducir su conducta.

El joven volvió a Sevilla, compartió un piso con otros chicos que han pasado por ese proceso, se apuntó al gimnasio y acudía al Instituto Galeno del Marismeño donde hacía terapia. Bueno, todo esto es casi un decir, porque apenas fue unos días. Enseguida empezó a faltar y se le empezó a ver fuera de Sevilla, con sus amistades peligrosas. El rumor era que el Marismeño estaba bastante cansado de que Ortega hijo se pasara el tratamiento por el forro de los pantalones. « Para seguir esta terapia hay que acatar una serie de normas. Si no es así entonces se termina el proceso», explica Pepe que sabe lo que significa salir de las drogas y comenzar una nueva vida.

La relación de «hermano mayor» que tenía con el hijo de Ortega se ha acabado. José Fernando dice a su gente que él solo puede con todo, que no necesita terapia y que con ir al gimnasio y cuidarse es suficiente. No fue eso lo que su defensa alegó ante el juez en el caso de robo y agresión que le llevó a la cárcel.