Sara Carbonero, Angelina Jolie y Charlize Theron, entre las famosas «estafadas» por sus padres
David Beckham, Angelina Jolie y Charlize Theron fueron «estafados» por sus padres - abc

Sara Carbonero, Angelina Jolie y Charlize Theron, entre las famosas «estafadas» por sus padres

Abandono, traición, drogas e incluso muertes son algunos de los motivos por los que las celebrities se han distanciado de sus progenitores

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Ayer, la novia de Iker Casillas sufrió un duro golpe emocional: su padre, Carlos Javier Carbonero, había sido sentenciado a dos años de prisión por captar supuestamente más de 1,2 millones de euros a sus vecinos con un producto inexistente de la aseguradora en la que trabajaba. La noticia de la condena al padre de Sara Carbonero ha rescatado del olvido otros casos en los que los progenitores de famosos son los responsables de que sus hijos se sientan «estafados» por ellos.

Charlize Theron presenció el asesinato de su padreEntre estos hijos traicionados por sus padres se encuentran estrellas del cine internacional como Charlize Theron, que hace algún tiempo reconoció la dura experiencia que le había tocado vivir durante su infancia: presenció el asesinato de su padre a manos de su madre cuando sólo era una joven adolescente. Con quince años, la actriz –que actualmente mantiene una relación sentimental con Sean Penn– vio con sus propios ojos cómo su madre mataba a su padre para protegerlas a ambas. Según parece, el padre de Theron era alcohólico y las maltrataba, y una noche se presentó en casa borracho, armado y con la intención de terminar con la vida de su familia.

Y es que el mundo de las drogas ha supuesto cientos de disgustos a diferentes celebrities del panorama internacional. También Drew Barrimore –protagonista de ET– guarda rencor a su padre por haberla hecho adicta al alcohol y a sustancias estupefacientes con tan sólo 9 años. Según un libro autobiográfico que escribió siendo una adolescente, fue su padre –el también actor John Barrymore–, el responsable de sus miserias. La protagonista de «Los Ángeles de Charlie» reconoció que aunque quería a su padre, prefería mantenerse alejado de él, y así lo hizo hasta su muerte hace diez años. Con su madre, tampoco se lleva demasiado bien.

David Beckham y María José Campanario

Aunque parezca que la vida de David Beckham está sacada de un cuento de hadas y su familia es el ejemplo del amor y la felicidad, en el ámbito personal del futbolista también hay altibajos. Hace algunos años, el «Daily Mirror» publicó las soprendente declaraciones de Ted Beckham –padre del deportista–, en las que reconocía que ni él ni su exmujer vieron con buenos ojos la relación entre Beckham y Victoria cuando éstos comenzaron a salir.

«No puedo fingir que nos entusiasmara la idea de que David saliera con una estrella del pop. No nos preocupaba Victoria en sí, sino el tipo de vida que una persona de su mundo tiene que llevar: como el ir a los clubes, estar por ahí levantado toda la noche, dormir durante las mañanas. Todo lo contrario a lo que debe hacer un futbolista», dijo el padre de Beckham. Lejos de quedarse en una entrevista aislada, el progenitor del astro del fútbol escribió un libro en el que desvelaba más intimidades de su hijo, algo que no sentó nada bien al protagonista de las revelaciones.

Otro de los rostros populares que ha visto cómo sus padres hablaban de su vida privada en público –aunque no lo hicieran a través de un libro– es el de María José Campanario. La mujer de Jesulín de Ubrique ha tenido que aguantar la presencia de sus padres en varios platós de televisión. «No creo que pueda hacer daño a mi hija con esta entrevista», se defendió José Campanario tras una de sus apariciones en «Sálvame Deluxe». Sin embargo, María José Campanario ha confesado que no le gusta ver a su familia en antena comentando su intimidad ante millones de personas.

Abandonados al nacer

Toda la ternura de la que fue protagonista Demi Moore en la película «Ghost» fue nula durante su infancia. Su padre biológico la abandonó antes de nacer, cuando la actriz era sólo un embrión de dos meses y ni siquiera había visto todavía la luz. Después de su nacimiento, las cosas no fueron mucho mejor para ella. Su padrastro, Danny Guynes, era alcohólico y marcó la niñez de la ex de Bruce Willis burlándose de su estrabismo, que consiguió corregir con varias cirugías. Su fuerte adicción terminó en suicidio, un momento muy duro para Demi.

Naomi Campbell nunca conoció a su padre biológico, y la relación con su madre, Valerie, era bastante fría. Trabajaba como bailarina y, entre ensayos y giras, casi no le podía dedicar tiempo a la que más tarde se convertiría en una estrella mundial de las pasarelas. Hay quien justifica el fuerte carácter de la modelo por las malas experiencias que tuvo que vivir desde muy temprana edad en el núcleo de su hogar.

Sin embargo, el abandono no siempre es sinónimo de marcado genio y desapego familiar. Angelina Jolie, que es madre de seis hijos, vio cómo su padre se alejó de ella cuando sólo tenía dos años. Muy triste por esta situación cuando era niña, con el paso del tiempo ha conseguido establecer con el también actor Jon Voight una relación cordial, aunque durante más de diez años entre ellos no existió ningún tipo de vínculo por las declaraciones que hizo sobre su hija, que ha dedicado su vida a las labores humanitarias: «Tiene serios problemas mentales», llegó a decir.