Mick Jagger quería sentar cabeza en Nueva York
Jagger abandonado - cordon press

Mick Jagger quería sentar cabeza en Nueva York

Según el cuñado de L’Wren Scott, el cantante quería echar raíces en la Gran Manzana y comprarse una casa de diez millones de dólares junto a la diseñadora fallecida.

Actualizado:

La vida crápula saltando de suite en suite de los mejores hoteles del mundo y pasando semanas o días en sus distintas propiedades desperdigadas por el mundo había perdido atractivo para Mick Jagger. El «rolling stone» quería echar raíces y sentar cabeza en Nueva York con su novia, L’Wren Scott, que se suicidó el pasado lunes por la mañana en su apartamento de Manhattan.

Así lo cree Rob Shane, marido de la hermana de la diseñadora fallecida, Jan. «Mick había decidido hace poco poner fin a su estilo de vida de hotel», declaró Shane a « The Daily News» y añadió que la pareja tenía planes de comprar una casa de diez millones de dólares. El cantante estaba ayer camino de Los Ángeles, donde tenía previsto buscar refugio emocional junto a su familia. El plan inicial era ir directamente a Nueva York, pero según ha sabido el periódico británico «The Sun», Jagger ha preferido juntarse con los suyos en la costa Oeste, donde reside su hija mayor Karis y a donde también acudirán sus hijas Jade y Georgia.

El resto de los componentes de los Rolling Stones abandonaron Australia, donde han cancelado los conciertos que tenían pendientes, y se dirigieron en el avión privado de la banda hacia Abu Dhabi, sin estar confirmado si acudirán a Nueva York para apoyar a Mick Jagger. Se ha hablado mucho de la tensa relación entre L’Wren Scott y Keith Richards, Ronnie Wood y Charlie Watts. «Ya ha llegado Yoko Ono», asegura «The New York Post» que decían a su espalda, y la acusaban de ser «excesivamente controladora». Sin embargo, los viejos rockeros mostraron su tristeza por el trágico suceso: «Es una noticia terrible y ahora lo importante es que todos nos estamos esforzando para ofrecer nuestro apoyo a Mick y ayudarle a pasar este momento tan duro», aseguró Wood a la revista «Rolling Stone». «No hace falta decir que estamos conmocionados, pero nuestra prioridad ahora es ayudar a Mick», apuntó Watts. «Nadie se esperaba esto», dijo Keith Richards. «Mick siempre ha sido mi hermano del alma y le amamos», añadió el legendario guitarrista.

Mientras tanto, no acaban las especulaciones sobre las razones del suicidio de la diseñadora y ex modelo. La que cobra más fuerza es la que se relaciona con los problemas económicos que sufría L’Wren Scott, cuya compañía debía más de seis millones de dólares. Según Cathy Horyn, la especialista de moda de ‘The New York Times’, Scott planeaba anunciar el cierre de su firma esta misma semana. Para Horyn, que era amiga de la diseñadora, el suicidio es «inexplicable».

Otros siguen hablando de la insatisfacción personal de Scott por no formar una familia con Jagger y de su temor a que se rompiera la relación con el cantante. «Mick siempre dijo que nunca estaría con una mujer mayor de 50 años. Eso era algo que a L’Wren le preocupaba en serio», aseguró una persona cercana a Scott al portal FOX411. El «rolling stone» dejó a Marsha Hunt cuando ella estaba en la veintena, se separó de Bianca Jagger cuando ella tenía 33, Jerry Hall estaba en los 43 al romper su matrimonio y su último hijo lo tuvo cuando Luciana Morad tenía 30 años. Pero lo cierto es que con ninguna mujer –esposa, novia o amante- Jagger estuvo tanto tiempo como con L’Wren Scott