L'Wren Scott, novia de Mick Jagger, una vida detrás de los flashes
La diseñadora en la última edición de los British Fashion Awards) - efe

L'Wren Scott, novia de Mick Jagger, una vida detrás de los flashes

Empezó como modelo, aunque triunfó como diseñadora de los modelos más alabados en las fiestas de Hollywood

Actualizado:

En 2009, Nicole Kidman deslumbró en la alfombra roja de los Oscar con un impresionante vestido de noche de plumas de color negro. En 2011, Penélope Cruz, tan sólo un mes después de dar a luz, se enfundó en un diseño de lentejuelas rojo que ensalzaba todas sus curvas y acabó acaparando todos los flashes. La lista de actrices que han despuntado sobre las alfombras más fotografiadas del mundo gracias a la mano de la recién fallecida L'Wren Scott no tiene fin.

La novia del Rolling Stone Mick Jagger fue descubierta a los 17 años por el fotógrafo Bruce Weber durante una sesión de fotos para Calvin Klein. Weber, muy rodado en el mundo de la moda, le sugirió que se trasladara a París para probar suerte como modelo. Si quería encontrar trabajo, no podía apalancarse en Nueva York, la llave que abriría su carrera se hallaba en París. Compró un vuelo a la capital francesa utilizando sus ahorros acumulados trabajando de de niñera y allí sin presentó sin contactos, ni amigos, ni una palabra de francés. Su exótica belleza y sus interminables piernas, ella mide 1,93, le abrieron las pasarelas de Azzedine Alaïa o Thierry Mugler. Después vendrían muchos otros contratos.

Si una meticulosa atención y un sexto sentido para el detalle cimentaron su carrera, tampoco se puede eludir su capacidad para reinventarse a sí misma, haciendo esfumarse de un golpe todo lo negativo que resta debajo de la etapa anterior.

A comienzos de los noventa decidió cambiar el rumbo y volvió a California para trabajar como estilista. Una vez en la meca del cine, en el año 2000 fue nombrada directora de estilismo de la gala de los Oscar.

Su estrecha vinculación con la industria cinematográfica no se limita al diseño de espectaculares vestidos de noche para que las actrices pisen con fuerza en la alfombra roja, sino que además ha sido la responsable del vestuario de un buen puñado de películas. De hecho, su reputación como experta sobre qué ponerse y cómo llevarlo alcanzó su cima dentro de los infranqueable círculos de Hollywood, tras encargarse del vestuario de Sharon Stone en Diabolique, Ellen Barkin en la Mercy (y más tarde Ocean's Thirteen ) y Nicole Kidman en Eyes Wide Shut. Todos sus clientes han ensalzado siempre su gran labor para hacer sentir bien a la mujer.

«Ella sabe qué aspectos acentuar en una mujer y es capaz de hacer que se sienta increíblemente sexy y sofisticada cuando se enfunda en uno de sus exquisitos diseños», comentó la actriz Nicole Kidman hace dos años. L'Wren siempre ha encontrado en el escote bañera y la silueta lápiz sus grandes aliados. Los pitillos, las faldas tubo y los blazer ajustados normalmente en color oscuros, principalmente negro han sido los grandes protagonistas de sus colecciones.

Su versatilidad y necesidad de completar el look de esas mujeres por las que velaba para que radiaran en todo su esplendor la instó también a adentrarse en el mundo del maquillaje. Diseñó algunos productos como pintalabios, laca de uñas o sombras de ojos con los que remataba sus creaciones.