David Beckham y el príncipe Guillermo, en defensa de los rinocerontes
Dos rinocerontes beben agua - eduardo manzana

David Beckham y el príncipe Guillermo, en defensa de los rinocerontes

Junto al jugador de baloncesto Yao Ming instan a los ciudadanos de todo el mundo a no apoyar el comercio ilegal con un mensaje en vídeo presentado por la organización WildAid

Actualizado:

El futbolista inglés David Beckham, el príncipe Guillermo de Inglaterra y el jugador de baloncesto Yao Ming han instado a los ciudadanos de todo el mundo a no apoyar el comercio ilegal de cuerno de rinoceronte con un mensaje en vídeo presentado hoy por la organización WildAid.

La grabación muestra imágenes de animales salvajes como rinocerontes, elefantes o tiburones, al tiempo que el excapitán de la selección de Inglaterra, el nieto de Isabel II y la estrella china de baloncesto, vestidos de traje, urgen al espectador a adoptar medidas para frenar esa práctica. El vídeo se grabó en el estadio de fútbol de Wembley, en Londres, que aparece con figuras de rinocerontes creadas a partir de técnicas de ordenador.

El mensaje que lanza WildAid -organización que protege a las especies en peligro de extinción- señala que la población total de rinocerontes en el mundo podría caber en un estadio de fútbol y que el número de esos animales podría incrementarse si se redujera la actual demanda de cuerno de rinoceronte.

"Juntos podemos salvar a nuestros rinocerontes salvajes. Cuando la compra cese, cesarán también las matanzas", señala el príncipe Guillermo, hijo mayor de Carlos de Inglaterra y la malograda Lady Di, y agrega que "como padre, quiero que nuestros niños sepan que los rinocerontes no son solamente una foto dentro de un libro".

En su intervención, David Beckham, exjugador de clubes como el Manchester United o el Real Madrid, se dirige a la cámara e insta al espectador a pedir a sus amigos y a su familia que "no compren nunca cuerno de rinoceronte".

Los rinocerontes son víctimas de furtivos en Sudáfrica y su caza ha aumentado de 13 en 2007 hasta más de 1.000 el año pasado, según datos divulgados por la organización Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés), que apuntan también a que apenas 3.200 tigres sobreviven en libertad, y más de 20.000 elefantes africanos fueron cazados ilegalmente en 2012.