El drama de Corinna Betsch, el «ángel de la guarda» de Michael Schumacher
La esposa de Michael Schumacher, Corinna Betsch - reuters

El drama de Corinna Betsch, el «ángel de la guarda» de Michael Schumacher

La esposa del piloto «no está bien», dicen en su entorno. Schumacher cumple hoy 45 años

Actualizado:

El 1 de enero, pasadas las nueve de la noche, una mujer rubia, ataviada con una chaqueta blanca y una gran bufanda, salía del restaurante La Table Ronde de Grenoble en dirección a su hotel. Algunos viandantes reconocieron su rostro triste y agotado: era Corinna Betsch (44 años), casada con Michael Schumacher (44) desde hace 18 años. Según informa el diario alemán «Bild», esta ha sido la primera vez que la esposa del piloto más laureado de la historia de la Fórmula 1 se permitía un respiro, tras pasar cuatro días al pie de la cama hospitalaria en la que se debate entre la vida y la muerte. El pasado domingo, Schumacher sufrió un gravísimo accidente de esquí en la estación de Méribel, en los Alpes franceses, al caer y golpearse la cabeza contra una roca.

Ayer por la mañana, Corinna regresaba al hospital de Grenoble, donde la esperaba una legión de fotógrafos. Sabine Kehm, la representante de Schumacher, declaró a «Bild» que «por supuesto Corinna no está bien. Pero ella trata de ser fuerte para dar su apoyo a Michael. No quiere transmitirle ningún pensamiento negativo». A lo largo de estos días, Corinna ha estado acompañada por su madre, Gabriele Betsch; sus dos hijos, Gina-Maria (16) y Mick (14), y Rolf Schumacher, padre del campeón. El estrecho círculo privado solo se ha ampliado a los amigos más íntimos del piloto.

Hoy, Michael Schumacher cumple 45 años. Su estado sigue siendo estable dentro de la gravedad. El centro hospitalario no facilitará ningún parte nuevo, a no ser que haya un cambio en su evolución, y ha pedido respeto para la familia. La escudería Ferrari tiene previsto rendirle un colorido y silencioso homenaje a las puertas del centro hospitalario.