Jessica Bueno, ajena a los ataques de Kiko Rivera, da un paseo por las calles de Eibar
Con gesto serio se dejó ver Jessica Bueno caminando tranquilamente por los alrededores de su casa en Eibar - gtres

Jessica Bueno, ajena a los ataques de Kiko Rivera, da un paseo por las calles de Eibar

Según varias fuentes, la llegada del hijo de Isabel Pantoja y su abogada a la localidad guipuzcoana es inminente

Actualizado:

La modelo Jessica Bueno ya se ha adaptado a su nueva vida en Eibar, la localidad guipuzcoana en la que su novio, Jota Peleteiro, juega al fútbol. Este jueves la hemos visto paseando por los alrededores de su residencia y empujando el carrito en el que se encontraba su pequeño Francisco. Venía de realizar unas compras y estaba cargada con bolsas.

Con gesto serio y muy abrigada estaba la sevillana, quien en las próximas horas podría recibir la visita de Kiko Rivera y la abogada de éste para llevarse a Francisco, que acaba de cumplir 11 meses. El hijo de Isabel Pantoja lleva tres semanas sin ver al pequeño y parece no estar dispuesto a seguir en la misma situación por lo que, al parecer, le mandó un burofax a Jessica explicándole su intención de ir a recoger el niño. Tanto es así que Kiko en su Twitter escribía: «Por motivos personales no podre asistir a la fiesta organizada por mi amigo @Albert_Novo en Ponferrada! No dejéis de ir será un fiestón».

Unos días antes en un tuit ponía: «Hoy cumple 11 meses el amor de mi vida y sigo sin verte.. El beso más grande del mundo para el ser más perfecto que existe...te quiero hijo». No queda la menor duda de que Kiko está deseando ver a su pequeño del alma, al igual que su abuela, Isabel Pantoja, quien ha pasado cerca de un mes en México, por lo que tiene aún más deseos de reencontrarse con Francisquito, que es el que le llena de alegría en estos momentos tan bajos por los que pasa.

Llegue o no en las próximas horas, lo que sí se sabe es que Jessica y Kiko se verán las caras ante el juez el próximo 4 de noviembre y, tal como adelantó ABC hace unos días, será en una vista oral, con motivo de la custodia de su pequeño.