Carlos Moyá y Carolina Cerezuela esperan su tercer hijo
La pareja tiene una hija de tres años y un hijo de diez meses - twitter

Carlos Moyá y Carolina Cerezuela esperan su tercer hijo

La modelo está embarazada de tres meses y, con este embarazo, consiguen su deseo de ser familia numerosa

Actualizado:

«Estrenamos mes, seguro que nos trae cosas preciosas», este fue el tuit tan misterioso que Carolina Cerezuela publicó a principios de octubre, un tuit que ahora cobra más sentido que nunca. Según ha adelantado la revista « ¡Hola!», la modelo y actriz y su marido, el tenista Carlos Moya, esperan su tercer hijo, que nacerá la próxima primavera.

Desde que Carolina y Carlos comenzaron su relación en 2007 no se han separado, formando un equipo que se completó en 2010 con la llegada de Carla, su primera hija. En ese momento, la pareja declaró que habían elegido ese nombre por ser una mezcla entre los suyos. En 2011 la pareja sorprendió a todos con una íntima boda sorpresa, con la que sellaban su amor de forma definitiva. Y, por fin, en dicimbre de 2012 nacía su segundo hijo, Carlos. Tras el alumbramiento, Cerezuela declaró a ABC: «Me hacía mucha ilusión tener un Moyita en casa», en alusión al nombre elegido para el pequeño. También en esa ocasión desvelaba su deseo de ser madre de familia numerosa: «Nos encantaría tener una familia numerosa y no me parece ninguna locura decir que quiero un tercer hijo», afirmaba.

Sus deseos se vieron cumplidos tan solo siete meses después de tener al pequeño Carlos. Y es que Carolina está embarazada de tres meses, la rapidez de este nuevo embarazo está motivada, según explica en «¡Hola!», por su deseo de que sus hijos no tengan mucha diferencia de edad. Carlos Moyá también ha querido expresar su alegría en las redes sociales y ha dedicado el siguiente tuit a su mujer: «Parece ser q @Carolcerezuela va a estar 6 meses más sin probar el vino...tercero en camino ;)», una forma muy original de anunciar su próxima paternidad. Por su parte, la presentadora ha agradecido todas las muestras de cariño recibidas y ha prometido «una foto de la pancita».