Kiko Rivera y Jessica Bueno, el día que presentaron a su hijo ante los medios
Kiko Rivera y Jessica Bueno, el día que presentaron a su hijo ante los medios - abc

Kiko y Jessica se verán las caras en el juzgado el 4 de noviembre

Isabel Pantoja prepara un viaje a Eibar, aunque con la garantía de que verá a su nieto

Actualizado:

El lunes 4 de noviembre Kiko Rivera y Jessica Bueno comparecerán en un juzgado de Sevilla para declarar por la demanda de medidas urgentes que el hijo de Isabel Pantoja ha interpuesto contra su exnovia. Kiko denunció a Jessica tras enterarse de su traslado, junto al pequeño Francisco (11 meses), a la localidad guipuzcoana de Eibar sin su consentimiento y sin tan siquiera habérselo comunicado. Tal y como publiqué, Rivera supo mediante un burófax que su bebé se instalaba en el País Vasco en apenas 24 horas; desde entonces, no ha podido verle. Según fuentes de su entorno, sus abogados han intentado comunicarse con el nuevo letrado de la sevillana y hasta la fecha ha sido imposible. Por otro lado, en los últimos días Isabel Pantoja y Kiko están viendo la posibilidad de viajar a Eibar con la garantía de que podrán ver al niño; sin embargo, aún no han obtenido respuesta alguna.

Lo único seguro es la primera cita en el juzgado de Rivera y Bueno. Kiko pide a la Justicia lo que no han conseguido entre ellos: que se establezca un régimen de visitas dentro de la custodia compartida sobre el pequeño Francisco. En esta demanda presentada por Kiko se insiste en que él ha cumplido con todo lo pactado e incluso se ha alquilado una casa próxima a donde vivía el niño con Jessica. «Llevo tres semanas sin saber nada de mi hijo», confesó el pasado viernes por la noche en una entrevista al programa «Sávame Deluxe», de Telecino. Kiko hoy se arrepiente de haber dicho «me das asco, Jessica» tras escuchar unas declaraciones de la modelo, en las que defiende su felicidad y su bienestar, pero en las que habla del pequeño Francisco como si fuera propiedad única. Me consta que el hijo de Isabel Pantoja quiere pedir perdón públicamente, y así lo hará en cuanto aparezca en el programa de Ana Rosa Quintana en los próximos días.

Para su madre, todo esto es angustioso. No para de repetir que necesita abrazar a su nieto y por ello reclama la rápida resolución de todo este proceso. Por cierto, ella misma ha sido quien ha dictado el comunicado que aparece en su página web, en el que desmiente que sufriera una crisis de ansiedad la semana pasada por la que tuvo que solicitar ayuda médica. Cuenta que, nada más llegar de México, fue al hospital para visitar a un amigo enfermo. De ahí se trasladó, el pasado sábado, a Zaragoza, donde volvió a triunfar en su concierto con un lleno absoluto.