Blanca Cuesta: «Borja y yo somos felices en Madrid»
LA pareja está muy integrada en Madrid

Blanca Cuesta: «Borja y yo somos felices en Madrid»

La esposa de Borja Thyssen desmiente los rumores sobre un posible traslado a Barcelona

Actualizado:

Está visto que cada dos por tres surgen falsos rumores sobre los Thyssen, especialmente sobre Borja y Blanca, con el único fin de desestabilizar a una pareja que se muestra muy unida desde hace catorce años. Lo último que ha circulado estos días es que el matrimonio se mudaba a Barcelona con sus tres hijos y los perros. Se comentaba que no estaban bien en Madrid y que Blanca quería volver a sus orígenes.

Pues eso es tan falso como que Borja se haya reunido en un hotel con su madre, la baronesa Thyssen, a espaldas de Blanca. Son mentiras, al parecer intencionadas, que en casa de los Thyssen ya ni se comentan, acostumbrados como están a que surjan estas historias.

De todo esto hablé con la propia Blanca durante el cóctel de presentación de la nueva colección de la firma de moda Tot Hom, que tuvo lugar en su tienda de la calle Velázquez de Madrid. Acompañada por dos amigas, Blanca felicitó a la propietaria de esta casa, donde se viste toda la sociedad de Barcelona y algunas famosas, como Isabel Preysler. Eso explicó la presencia de Tamara Falcó en la presentación.

«Borja no ha venido porque ha aprovechado para hacer unas gestiones», me comentó Blanca. Lógicamente se trataba sobre todo de una reunión de mujeres (entre las que estaban Ana Rosa Quintana, Pilar Medina Sidonia o Patricia Rato). «Estamos muy bien en Madrid, no sé por que dicen que nos mudamos -explicó-. Mis hijos ya han empezado el colegio y en ningún momento nos planteamos cambiar de residencia».

Aunque nunca quiere entrar en polémicas, y mucho menos con su suegra, Blanca sí asintió cuando le comenté que la situación con Carmen Thyssen no ha cambiado (vamos, que entre la baronesa y su hijo no ha habido ningún contacto). A ella le divierte más comentar su pasión por la pintura y su presencia en un homenaje a Picasso. En cuanto a su extremada delgadez, asegura que todo se debe a la genética y que, además, cada día tiene menos tiempo para entrenar.