La pareja durante unas vacaciones en Portofino - unopress

Michael Douglas y Catherine Zeta Jones: segunda oportunidad

La pareja intenta salvar su matrimonio dos meses después de anunciar su distanciamiento

Actualizado:

Hay amores tan fuertes que se vuelven irrompibles. Ese parece ser el caso del matrimonio formado por Michael Douglas y Catherine Zeta Jones. Después de catorce años de unión, dos hijos en común y de superar unidos el cáncer de garganta del actor, los problemas con las drogas del hijo de Douglas y el transtorno de bipolaridad de la actriz, el mundo se quedó boquiabierto al conocer su distanciamiento. Pero parece que una vez más han vencido los problemas y, según publican los medios británicos y estadounidenses, la pareja ya estaría viviendo en la misma casa.

Puede que la reconciliación, dos meses después de reconocer los rumores de crisis, se haya debido a una mezcla de la insistencia de Michael con la nostalgia de Catherine. Él nunca se quitó el anillo de casado y, en la presentación en Berlín de «Behin the Candelabra», dijo: «Todavía tengo la esperanza de que nuestro matrimonio dure mucho tiempo, quizás para siempre». Mientras eso sucedía, Zeta Jones se volcaba en el trabajo y en los proyectos profesionales, incluso se marchó de promoción hasta China.

Es cierto que mientras todos los medios ponían precio al divorcio, atendiendo al acuerdo prenupcial alcancaría cifras astronómicas, Douglas insistía en que solo se habían tomado un tiempo «para reflexionar», situación que le parecía «muy sana para las parejas que llevan muchos años». La estrategia de reconquista, según publicó « The National Enquirer», se habría llevado acabo a través de una invitación de Michael a su mujer. «Recientemente habló con ella para pedirle que pasaran juntos su cumpleaños, el 25 de setiembre», asegura la publicación citando a una fuente cercana a la familia. «Esta es una fecha muy importante para ambos, por lo que ella aceptó la invitación de estar como familia».