La inquietante obsesión de Naomi Watts con Lady Di
Naomi Watts caracterizada como Diana de Gales

La inquietante obsesión de Naomi Watts con Lady Di

Ha sentido su presencia que le ha dado permiso para interpretarla, ha visto sus vídeos hasta cuando hacía ejercicio y le preocupa la reacción de los príncipes Guillermo y Enrique

Actualizado:

Naomi Watts nunca se tomó tan en serio un papel. Lady Di parece habérsele metido en la piel a la actriz y, yendo más lejos, se ha metido hasta en sus sueños para darle permiso para interpretarla. O al menos eso ha contado ella. «Definitivamente hubo momentos en que sentí la presencia de la princesa, soñé también bastante con ella y no solo una vez», dijo al diario «The Guardian»

Puedes ver el trailer de la película aquí.

Y si ya daba algo de miedo esta afirmación, Watts ha seguido relatando el proceso que realizó para preparar el personaje. «He repasado tantas veces la entrevista que Martin Bashir le hizo a Diana en 1995 que hasta llegué a verla en mi Iphone mientras salía a correr».

Buscaba la perfección para el papel más difícil de su carrera y por eso repetía una y otra vez esos cinco minutos en los que Lady Di aparecía andando, moviéndose y riéndose. A la revista «Hola» en su versión británica, la que fuera la protagonista de «Lo Imposible» ha hablado sobre el increíble sentido del humor de Diana: «Se reía mucho y hacía bromas que no te podías esperabar de una princesa».

El mes que viene se estrena esta película que tanto está dando que hablar. Por si fuera poco con el «espíritu» y las interminables repeticiones de los vídeos, Naomi también ha declarado que está muy preocupada con la reacción que puedan tener los príncipes Guillermo y Enrique sobre cómo retrata a su madre. No quiere ofenderlos con su película.

Y no deja de preguntarse: «¿Le gustaría a ella?». Hasta ha confesado que se sorprendía pidiéndole permiso constantemente a Diana para continuar con su trabajo. El que verá todo el mundo el 5 de septiembre en su estreno mundial.

«Me he saturado de ella y de su vida y he sentido la enorme resposabilidad de interpretar a una persona tan icónica», afirma. Naomi no se avergüenza de explicar que hasta ha llegado a sentir que ha pasado mucho tiempo con ella y que en cierto punto, sintió que le había dado ese permiso.

Por si fuera poco, antes de aceptar el papel lo rechazó en dos ocasiones. «Pero no me quedé liberada ni en paz al hacerlo», ha explicado en los medios. Por eso finalmente se aventuró. Aunque no estaba muy segura del parecido físico, se ha comprobado que el resultado es más que aceptable. Se ha convertido en Diana, al menos durante una hora y media.