reuters
gente

Gérard Depardieu: «Todavía amo a Francia»

El actor asegura que no entiende de fronteras y dice que todo fue «un enorme malentendido»

Actualizado:

Gérard Depardieu se niega a discutir sobre fronteras y nacionalidades. En una entrevista en «Figaro Magazine» el actor dice que la polémica surgida tras obtener la ciudadanía rusa fue «un enorme malentendido». «Me niego a dejarme encerrar en las fronteras, es completamente diferente. Soy un hombre libre. Me siento en casa por toda Europa», sentenció el actor.

Sigue apegado a sus raíces y asegura que nunca se ha ido de Francia. «Es mi país, vivo allí habitualmente, tengo allí mis restaurantes, en los que trabajan más de 80 personas», afirmó Depardieu.

Sin pelos en la lengua Gérard Depardieu aseguró en la entrevista que existe un abismo entre los políticos y la realidad de la calle: «La gente siente el desfase entre el discurso que les brindan los responsables políticos y la realidad que viven cotidianamente. Esa fosa terminará por estallar a lo grande un día, puede que en las próximas elecciones». Declaraciones con las que el actor galo trata de explicar los motivos que le empujaron a solicitar la nacionalidad rusa y adquirir una vivienda en Nechin (Bélgica).

Depardieu es ciudadano ruso desde el pasado mes de enero. Lo hizo después de que François Hollande subiese los impuestos a los franceses que ganasen más de un millón de euros al año. Fue entonces cuando renunció a su nacionalidad francesa y cambió su domicilio fiscal.