Berlusconi se desprende de la mansión del «bunga-bunga»
Vista aérea de «Villa Certosa», escenario de los escándalos de «Il Cavaliere» - archivo
exclusiva

Berlusconi se desprende de la mansión del «bunga-bunga»

Un empresario español está a punto de firmar la compra-venta de «Villa Certosa», en Cerdeña, escenario de los escándalos de «Il Cavaliere». La operación rondaría los 400 millones de euros

Actualizado:

Los ricos también se agobian. Uno de los ejemplos más claros es el de Silvio Berlusconi, cuya fortuna ha ascendido este año hasta los 1.500 millones de dólares (unos 1.130 millones de euros) gracias a sus negocios e inversiones en compañías de seguros, medios de comunicación y fábricas de alimentos, entre otros. Pero con respecto a sus grandes patrimonios, también los gastos son desmesurados.

«Il Cavaliere» desembolsa todos los meses tres millones de euros a su exmujer, Verónica Lario. A eso hay que sumar el dinero que gasta en sus abogados quienes, capitaneados por Niccolò Guedini, hacen lo imposible por librarle, con poco éxito, de los procesos judiciales que persiguen al ex primer ministro italiano desde hace 16 años. Según fuentes allegadas a Berlusconi, este ha pagado en torno a 500 millones de euros a sus letrados.

Puede que, apremiado por su situación judicial y política, Berlusconi haya tomado la decisión de desprenderse definitivamente de «Villa Certosa», tras cuatro años en venta y varias ofertas de las que se arrepintió en el último minuto. Y parece que la finca de los escándalos acabará en manos españolas.

Aquella mansión rodeada de bosques, que era como una fortaleza frente a la prensa, se hizo vulnerable y foco de los escándalos después de que en 2009 el fotógrafo Antonello Zappadu lograra captar unas comprometidas imágenes del «harén» de Berlusconi. Acompañado por el entonces primer ministro checo Mirek Topolanek, el dirigente italiano disfrutaba de la compañía de sus famosas «velinas» (exuberantes mujeres que eran invitadas para «entretener al personal») con juegos en la piscina y en la casa: el ya conocido «bunga-bunga». Estas instantáneas, además de su separación matrimonial y el hecho de que los hijos del político apenas pisaban la villa situada al norte de Cerdeña, provocaron el hartazgo de «Il Cavaliere», quien decidió vender la mansión.

Para compradores exigentes

Nada más conocer sus intenciones de venta, y según publicó entonces el diario económico italiano « Il Sole 24 Ore», se interesaron por la mansión dos magnates rusos, dos jeques árabes y un empresario londinense. Todos estaban Berlusconi puso su villa en venta en 2009, pero no aceptó las ofertas que le llegarondispuestos a pagar una cifra cercana a los 450 millones de euros por un terreno de 80 hectáreas, con 4.000 metros cuadrados construidos: 35 habitaciones, 27 baños y lujos para satisfacer al más exigente de los compradores: playa privada, lago artificial, anfiteatro, piscinas termales, helipuerto, invernadero...

Parecía que el exmandatario iba a colgar pronto el cartel de «vendido». Según publicaron varios medios en noviembre de 2009, la familia Al Nahyan, que gobierna los Emiratos Árabes, hizo una propuesta firme para adquirir la vivienda. ¿Qué paso entonces? «Hubo una familia árabe a punto de comprarla, pero Berlusconi nunca se decidía a venderla», explican fuentes conocedoras del proceso de venta a ABC.

Cuatro años después, y motivado por la condena ratificada hace dos semanas por el Tribunal de Casación Italiano que le obligaría a cumplir cuatro años de cárcel, «Il Cavaliere» ha reconsiderado la última oferta recibida por «Villa Certosa». «Silvio no quiere venderla por menos de 400 millones de euros, aunque ahora está dispuesto a bajar un poco. Una familia de Madrid muy importante está tratando de adquirirla y solo falta que fijen el precio. Yo creo que al final serían 380 o 400 millones; desde luego, no menos de 380», detalla una persona cercana a las negociaciones. Según cuenta, aunque hay varias inmobiliarias intentando cerrar el acuerdo, es la llamada Proto Organization la que sellaría el trato. Alessandro Proto, dueño de esta empresa, tiene entre sus clientes a Brad Pitt, Cristiano Ronaldo, George Clooney o el propio Berlusconi.

Adivinanzas

«Más o menos están de acuerdo en los precios y, aunque parezca mucho dinero, para ellos es muy poco. La negociación se está haciendo en Italia y Francia», desvelan. ¿Qué empresario español puede gastar 400 millones en una casa de veraneo? Pese a no querer facilitar el nombre del interesado en la compra, amparándose en que «como aún no está firmado podrían emitir un comunicado desmintiendo y echarse atrás», sí aportan algunos datos. El futuro propietario sería alguien con negocios en Madrid y «la venta se realizaría a través de una sociedad», confirman.

Pese a que todavía no hay una fecha para firmar, se espera que en septiembre quede todo cerrado. Sería entonces cuando se conozca al nuevo propietario de «Villa Certosa».