En la gala veraniega de Mónaco Pauline deslumbró con su belleza
En la gala veraniega de Mónaco Pauline deslumbró con su belleza - afp

Pauline Ducruet, la nueva Carlota Casiraghi

La hija de Estefanía de Mónaco deslumbró a todos con su belleza en la «Summer Fight Aids Gala»

Actualizado:

Pauline Ducruet se convirtió en el centro de todas las miradas en la gala veraniega «Fight Aids» en Mónaco. Con una camisa blanca y unos pantalones de talle alto negros, la niña deportista de los Grimaldi deslumbró a la prensa y al resto de invitados.

Su gran parecido con su prima Carlota, aunque con cara más angulosa, la convierte en una de protagonistas de la familia. Parece que la hija de Estefanía y de Daniel Ducruet, el segundo o tercer amor de la Princesa, ha sacado su faceta glamurosa y ha cambiado los bañadores por la alta costura.

«La sirena de Mónaco»

Parece que la que fuera repudiada por Rainiero e incluso por Carolina por ser hija de un guardaespaldas está enamorando a medio Mónaco. No solo por su atractivo, que recuerda al de su abuela Grace Kelly, sino también por su simpatía. La llamada «sirena de Mónaco» es hoy, a punto de cumplir 20 años, todo un descubrimiento que promete dar mucho que hablar.

Pauline tiene un romance con un futbolista del que aún no se ha desvelado el nombre

A la Gala fue acompañada por su madre, con la que acude a todos los eventos, y su hermano mayor, Louis que tiene un gran parecido a su padre. Paulina, de la que se dice que tiene un romance con un conocido futbolista, ya tiene 19 años y sigue los pasos de su prima Carlota Casiraghi.

Por otro lado, también deslumbró su madre, Estefanía, pero por el poco saludable aspecto de su piel. Entre naranja y marrón se presentó la Princesa de Mónaco, con la piel ajada y cuarteada.